Viernes 05 de Junio, 2020

Feliz cumpleaños

08 de enero, 2020

Ricardo Salas Bonilla

[email protected]

Recibió la educación primaria en la escuela Buenaventura Corrales en San José y la secundaria en el Colegio La Salle. Luego de obtener en 1962 licenciaturas simultáneas en las carreras de Economía y en Derecho, por la Universidad de Costa Rica.

Empezó a dar clases como profesor asociado en la escuela de Economía, haciéndose cargo de la asignatura de Historia del Pensamiento Económico, y a realizar trabajos para el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE).

Así, costeándosela en parte con una beca y en parte con los ingresos que le generaba su labor de asistente en el IICE, amplió su formación en la Universidad de California en Berkeley, hasta doctorarse en Ciencias Económicas en 1966 con una tesis sobre la relación de la demanda del dinero y la definición de políticas económicas.

Lea: Libertad y responsabilidad

En 1966, al tiempo que reemprendía su profesión docente, que no abandonó sino hasta hace un par de años, y con solo 26 años de edad, entró, en la Administración del presidente José Joaquín Trejos Fernández, en calidad de director de la Oficina de Planificación Nacional, un puesto que tenía rango ministerial, y como consejero presidencial sobre política económica.

El presidente Trejos le envió a la cabeza de varias delegaciones del país en diversas conferencias intergubernamentales del hemisferio, como el V Congreso del Consejo Interamericano Económico y Social, celebrado en Viña del Mar, Chile, en 1967.

Ese mismo año, ocupó un lugar protagónico en la delegación del presidente Trejos durante la cumbre presidencial de Punta del Este, Uruguay. Estas labores según nos contó hace algunos días, podrían ser las más gratificantes de su labor en el sector público, incluso más que haber obtenido años después la Presidencia de la República.

Desde 1968 a 1969 se desempeñó de ministro de Planificación Nacional y Política Económica, y hasta el final del mandato de Trejos, en mayo de 1970, sirvió de director del Banco Central de Costa Rica, todos ellos unos nombramientos realmente sobresalientes para un hombre de su juventud, ya que no cumplió la treintena hasta enero de 1970. A finales de aquel año, sin abandonar del todo sus compromisos con las aulas, orientó su perfil de economista hacia la práctica empresarial privada.

Fue consejero y miembro de los consejos directivos de varias empresas y sociedades anónimas, entre ellas Fomento Ganadero, Empacadora de Carne de Cartago y Abonos Superior, o Agrodinámica Internacional. En 1970 fundó el Grupo Ganadero Internacional de Costa Rica, sociedad anónima que presidió hasta 1990.

Llegó a ser uno de los primeros empresarios nacionales multimillonarios en dólares gracias a su exitosa labor, con intereses y actividad comercial en EE.UU., América Central y en buena parte de las islas del Caribe consolidando un gran éxito en la producción y comercialización ganadera y sus subproductos.

De 1979 a 1980 presidió la Asociación Nacional de Fomento Económico (ANFE). En 1984 entró al Directorio Político Nacional del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC). El 27 de noviembre de 1988 perdió las elecciones internas del PUSC para la nominación del candidato a las presidenciales de 1990 ante Rafael Ángel Calderón Fournier.

El 4 de febrero de 1990, mientras Calderón ganaba la Presidencia de la República derrotando por primera vez desde 1978 al PLN, se hizo con el escaño por el primer lugar por la provincia de San José en la Asamblea Legislativa. Entre mayo de 1991 y abril de 1992 fungió de presidente de la Asamblea, y fue elegido vicepresidente para el área de América Central de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA).

El 13 de junio de 1993 ganó las primarias del PUSC para las presidenciales de 1994. En esta ocasión, recabó el 75% de los votos y derrotó ampliamente a su único contrincante, Juan José Trejos Fonseca, también expresidente de la Asamblea e hijo del mandatario que le había introducido en el Ejecutivo de la nación hacía un cuarto de siglo.

En septiembre siguiente, renunció a su escaño en la Asamblea para volcarse en la campaña electoral. El 6 de febrero de 1994 perdió en las urnas frente al candidato del PLN, José María Figueres Olsen, aunque por un margen estrecho: 49,6% contra 47,7%. Mantuvo su papel de líder de la oposición y se consolidó para nuevamente se candidato a la Presidencia por el PUSC.

El 1 de febrero de 1998 consiguió imponerse a su rival del PLN José Miguel Corrales Bolaños, con el 46,9% de los sufragios y obteniendo 29 diputados para el PUSC.

Llegó al poder con un programa de gobierno muy preciso, centrado en la revitalización económica y el estímulo de un proceso de desarrollo sostenido, que fijaba como objetivo hasta el final del cuatrienio: una tasa de crecimiento anual del al menos el 6% (frente al 3,2% con que había cerrado 1997), una inflación recortada al 5% (el 11,2% en 1997), un índice de paro no superior al 5% y un índice de pobreza igualmente reducido al 16%.

El programa enumeró una docena de compromisos para asegurar el bienestar de las familias, bosquejó el Triángulo de la Solidaridad, que apostaba por involucrar a los municipios, los poderes centrales y las organizaciones sociales en proyectos de desarrollo social, subrayando y poniendo especial énfasis en la que ha sido su mayor preocupación por largos años: el gran número de niños y jóvenes que no recibían formación de ningún tipo.

El que para Constantino Láscaris en 1975 era “el más sistemático y doctrinalmente polémico de los liberales jóvenes costarricenses”, “neoliberal” para muchos y partidario de las privatizaciones y las aperturas de monopolios estatales propulsó claramente desde su campaña para las presidencial de 1998 abrir el mercado de los seguros, del sector eléctrico, y de las telecomunicaciones.

Consideraciones de mejora del servicio aparte, con el objetivo principal de obtener ingresos con los aliviar los compromisos de la deuda pública, tanto interna como externa, ya que la elevación de las cargas tributarias estaba descartada si se quería estimular las inversiones productivas y cumplir con las previsiones de crecimiento necesarias.

Respecto al apartado comercial, determinante en la economía costarricense donde las exportaciones aportaban todavía a finales del siglo XX una parte considerable del PIB, se propuso involucrar mejor al país en los grandes mercados norteamericanos, bien a través de acuerdos bilaterales, o bien en el seno del proyecto del Área de Libre Comercio de Las Américas (ALCA).

En líneas generales planteó una estrategia que combinaban medidas desreguladoras, aperturistas y de inversión social, en consonancia con la doctrina social de la Iglesia en la que cree con la que comulga plenamente.

A inicio de su mandato en 1998, puso en marcha el Foro Nacional de Concertación, una iniciativa Presidencial para integrar a todos los sectores de la sociedad en la evaluación de las necesidades del país frente a las propuestas programáticas de su Plan de Gobierno y para consensuar entre todos los sectores y el Gobierno los necesarios proyectos de ley. De este foro salieron muchas de las más profundas reformas y proyectos que aún hoy, un cuarto de siglo después, se discuten en el país.

Para mayo de 2000, a mitad de su mandato, la economía había crecido según las previsiones del Gobierno (el 6,2% en 1998 y el 5% en 1999, las tasas más vigorosas de Latinoamérica detrás de las obtenidas por la República Dominicana), un verdadero logro si se considera la recesión que enfrentaban varios de los países del istmo.

Aprobado en primer debate por la Asamblea Legislativa el 20 de marzo de 2000, el proyecto de ley de Mejoramiento de los Servicios Públicos de Electricidad y Telecomunicaciones (mal llamado Combo ICE) llevó al país, por cálculo electoral de la oposición, mal manejo informativo del gobierno y deslealtad de aliados político-ideológicos representados en la Asamblea, entre otras cosas, a que el proyecto de apertura y reestructuración del ICE como se había concertado ni planteado por su Gobierno, no se llevaría a cabo, se paralizó la apertura y la modernización necesaria del sector aún no se concreta en su totalidad.

El forcejeo político-social en torno al “Combo” le dejaron claro que no se daban las condiciones para impulsar similares medidas privatizadoras en el Instituto Nacional de Seguros (INS) y en dos de las tres entidades financieras con participación estatal, el Banco de Costa Rica (BCR) y el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa). De esta manera, el programa de para liquidar los monopolios estatales solo llegó a buen puerto en el caso del sector de los transportes, concretamente las autopistas y el aeropuerto de San José, cuya ley de privatización fue aprobada por la Asamblea en abril de 2001.

En el último año de mandato, previendo el agotamiento institucional y la deriva de ingobernabilidad multipartidaria a la que el país se dirigía, propuso una profunda reforma de las instituciones de la República en aras de un equilibrio más ajustado de las atribuciones de los poderes Ejecutivo y Legislativo, dando lugar a un sistema de tipo mixto, a caballo entre el presidencialismo propio de las repúblicas latinoamericanas y el parlamentarismo.

La iniciativa de reforma política, junto con un mayor hincapié del Gobierno en la agenda social mediante la aprobación parlamentaria de los proyectos de ley de Protección del Trabajador y de Paternidad Responsable -que se unieron al Ministerio de la Condición de la Mujer y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), creados en abril de 1998-, y profundas mejoras educativas, restituyeron la popularidad mermada a raíz del Combo.

El presidente se despidió con una imagen no especialmente controvertida de estadista sobrio, competente y capaz de escuchar y tomar nota de las opiniones de los sectores sociales que dejaba le país en mejores condiciones en las que lo había recibido con “números azules” y las arcas llenas para la inversión.

En el ámbito diplomático, como Presidente no asistió a la IX Cumbre Iberoamericana que se celebró en La Habana en noviembre de 1999 como represalia por la falta de respuesta del Gobierno cubano a su solicitud de obtener con antelación la garantía de que los disidentes de la isla pudieran reunirse con él sin temor a que sufrieran represalias; bajo su mandato San José fue el escenario de la apertura de la XXXI Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en junio de 2001, y de la XVI Reunión de presidentes del Grupo de Río, el 12 y 13 de abril de 2002. Obtenido un papel protagónico en la política internacional del continente.

La estrategia de integración en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) mediante un acercamiento bilateral, país por país, se apuntó su segundo éxito el 23 de abril de 2001 con la adopción de un Tratado de Libre Comercio con Canadá, que se añadió al suscrito con México en abril de 1994. Y se dejó ampliamente avanzado y prácticamente listo para firmar el TLC con Estados Unidos. Asimismo, el 18 de octubre de 1999 se suscribió el Tratado de Libre Comercio bilateral con Chile que entró en vigor el 15 de febrero de 2002.

La primera reelección consecutiva del PUSC al frente del Ejecutivo fue un mérito logrado por el buen desempeño de su Administración y todo se preveía para que su candidato a vicepresidente en las fallidas elecciones de 1994 y su primer lugar por San José en las elecciones de 1998, al recibir la banda presidencial, aplicara y continuara las actuaciones que él no tuvo tiempo de ejecutar.

Sus sólidos vínculos con los Presidentes de la mayoría de países latinoamericanos, su mentalidad liberal y su buena imagen en todas las Cancillerías del continente le convirtieron en el sustituto idóneo y natural del colombiano César Gaviria, que agotaba su segundo mandato improrrogable, para ostentar la Secretaría General de la OEA. El 7 de junio de 2004, en la XXXIV Asamblea General de la organización, en Quito, fue elegido unánimemente para servir como el octavo secretario general de la OEA.

En su discurso de aceptación del cargo, anunció que se dedicaría “a promover los ideales interamericanos”, ya que “la libertad, la justicia y el progreso queremos alcanzarlos para que cada americana y cada americano viva con bienestar y se realice a plenitud como persona”.

“Todos tenemos el reto y la responsabilidad de disminuir la pobreza, aumentar el disfrute material de las familias y garantizar la paz y la seguridad de los ciudadanos”, destacó.

Expresó su deseo de obtener prontos resultados y avances en el problema por el proceso revocatorio del mandato del presidente Chávez en Venezuela, y en involucrar activamente a la OEA en la disputa entre Bolivia y Chile por la reclamación de una salida al Océano Pacífico.

Tomó posesión el 15 de septiembre de 2004 de un puesto, el más alto y prestigioso cargo internacional que costarricense alguno ha desempeñado; sin embargo, no iba a tener tiempo de hacer mucho más que la más profunda y mejor reestructuración interna desde su fundación del aparato burocrático de la OEA, ya que en Costa Rica estalló un tinglado político-empresarial que le afectó de lleno y por el que decidió voluntariamente renunciar al cargo en Washington, volver a Costa Rica y enfrentar las acusaciones en su contra, sus adversarios y enemigos estaban usando para ganar rédito político, dando comienzo así a un drama personal.

En cuestión de días, vio destrozada su reputación intachable, y vimos cómo con alevosa intención el fiscal Dall’Anese le sometía al trato reservado a los delincuentes más peligrosos.

El caso ICE-Alcatel lo mantuvo primero en prisión indebida y sin un juicio y luego en salas de Juicios por más de doce largos años en los que una y otra vez, a pesar de titulares de prensa malintencionados, componendas políticas locales e internacionales ha salido absuelto y libre de responsabilidad penal o judicial en todos los supuestos cargos que se atribuyeron en su momento.

Tiene publicados libros sobre una amplia variedad de temas políticos, sociales, jurídicos y económicos: “Di la cara” narra los pormenores y entresijos del caso judicial que le ha marcado los últimos años, editado por Editorial Planeta, así como “El mito de la racionalidad del socialismo”, “El orden jurídico de la libertad”, “De las ideas a la acción”, “Al progreso por la libertad: una interpretación de la historia costarricense”, “Por una vida buena, justa y solidaria”, “Libertad y solidaridad: una política social para el desarrollo humano”, “La revolución moral: democracia, mercadeo y bien común”, “La Solución Costarricense”, y numerosos artículos y ensayos breves que han aparecido en revistas especializadas de Costa Rica y otros países, lo que incluye sus trabajos para la Universidad de Berkeley.

Desde hace más de 10 años mantiene sus dos columnas semanales en DIARIO EXTRA y La República en donde suma más de 1.000 columnas con diferentes temas de actualidad. Y es conferencista habitual en los foros organizados por Ecoanálisis o la Academia de Centroamérica. Ha sido miembro del Consejo Directivo de la International Foundation for Election Systems (IFES) de Washington, del Consejo Asesor de la Initiative for Policy Dialogue (IPD) de la Universidad de Columbia, del Consejo de Presidentes y Primeros Ministros del Centro Carter, del Círculo de Montevideo.

Luego de dejar la Presidencia de la República y durante año y medio fue profesor visitante en la Cátedra J. B. y Maurice C. Shapiro de la Elliott School of International Affaires (ESIA) de la Universidad George Washington, centro que en septiembre de 2000 le otorgó un doctorado honorífico en Derecho. En octubre de 2002 la consultora estadounidense Manatt Jones Global Strategies le contrató para presidir su Consejo Asesor.

Así como miembro fundador de IDEA (Iniciativa Democrática de España y América) en la que ha tenido, junto con la expresidenta Laura Chinchilla, una participación destaca y protagónica, denunciando el régimen venezolano de Maduro, lo que incluso le ha costado ser vetado y declarado non grato para entrar en Venezuela mientras ostente el poder ese régimen.

Nacido en una familia fervientemente católica de clase media, el menor de doña Blanca y de don Manuel nació un día como hoy hace 80 años. Está casado desde 1962 con Lorena Clare Facio y ha tenido tres hijos, el mayor de los cuales, Miguel Alberto, falleció en accidente en 1977, Andrés y Ana Elena quienes le han dado varios nietos y con quienes ahora disfruta una nueva etapa de abuelo cariñoso y amoroso.

Yo lo conocí hace 25 años y desde hace 19 no solo trabajé para él, sino que tengo la dicha de ser su amigo, de tenerlo como consejero y considerarlo un padre adoptivo.

¡Feliz 80 cumpleaños don Miguel Ángel Rodríguez Echeverría!, un hombre que sin duda marca la historia de los últimos 60 años de Costa Rica, un Político al que, a la larga, el país le da siempre la razón y de quien el país a la larga siempre asume sus propuestas, un ser humano excepcional al que la historia le dará el lugar que merece.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Enneagram course (11/01/2020)

Mmm.. estimable to be here in your report or notify, whatever, I repute I should moreover process strong for my have website want I play some salubrious further updated busy in your location.

Enneagram course (11/01/2020)

Very interesting information, worth recommending. However, I recommend this:

Enneagram course (11/01/2020)

At this point you'll find out what is important, it all gives a url to the appealing page:

Enneagram course (11/01/2020)

Hi there, I discovered your blog per Google bit searching for such kinda educational advise moreover your inform beholds very remarkable for me.

Enneagram course (11/01/2020)

It is very good, but look at the information at this address.

Enneagram course (11/01/2020)

I personally use them exclusively high-quality elements : you will notice these folks during:

Enneagram course (11/01/2020)

Great info! I recently came across your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I don’t know what to say except that I have.

Enneagram course (11/01/2020)

I am interested in such topics so I will address page where it is cool described.

Enneagram course (11/01/2020)

During this website, you will see this shape, i highly recommend you learn this review.

David (08/01/2020)

Corrupto,ladrón,delincuente y ex convicto.Debería de podrirse en la cárcel por ladrón.