Martes 25 de Febrero, 2020

Malas meriendas golpean concentración en niños

Según profesionales en nutrición
Sergio Jiménez24 de enero, 2020 | 12:39 PM

El 10 de febrero se inicia oficialmente el curso lectivo 2020, motivo por el cual en el Colegio de Profesionales en Nutrición hacen un llamado a los padres de familia para que implementen meriendas saludables para sus hijos mientras están en los centros educativos.

Para Katherine Asch, máster en Nutrición Pediátrica, las meriendas son un tiempo de comida ligero o pequeño que se realiza entre los principales (desayuno, almuerzo y cena) y su objetivo es reponer la energía utilizada durante la actividad escolar, deportiva, etc.

Lea: Cómo escoger y preparar un postre saludable

“La merienda que llevan los niños a la escuela es muchas veces subvalorada y aunque no lo parezca resulta de vital importancia para la salud de los estudiantes”, declaró.

“Los padres deben tener en cuenta que los alimentos que sus hijos ingieren afectan su concentración, su comportamiento en el salón de clases y además incidirán en su salud en la edad adulta”, apuntó.

Asegura además que las meriendas de la mañana y de la tarde son tiempos de comida fundamentales para lograr una alimentación equilibrada y aportarle los nutrientes necesarios al niño para un crecimiento y desarrollo adecuado.

“La mayoría de las galletas o snacks que encontramos en la industria alimentaria son altos en grasa, azúcar y sodio, que a largo plazo afectan la salud de nuestros chicos”, explicó la profesional en nutrición.

Es necesario que los papás usen la creatividad y los productos naturales o no procesados para realizar preparaciones que sean divertidas, sabrosas y nutritivas.

CONSEJOS

 -Incluir diferentes grupos de alimentos como frutas, vegetales, lácteos, proteína y harinas.

 -Evitar enviar jugos, la única bebida que debe acompañar la merienda es el agua.

 -Involucrar a los niños en la planeación, compra y preparación de las meriendas.

 -Usar la creatividad, colores, texturas y diferentes formas para mantener el interés y la motivación del niño.

 -Evitar enviar galletas rellenas, frituras empacadas, repostería o dulces empacados. Siempre preferir alimentos frescos.

 -No dejar todo para último momento. Si organizamos y preparamos las meriendas con antelación lograremos una mejor elección de alimentos y por ende una merienda más saludable.

 



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR