Martes 18 de Febrero, 2020

La anticoncepción hoy

II Parte
Mauro Fernández / sexólogo29 de enero, 2020 | 05:08 AM

Destacábamos en la columna anterior la importancia, en materia sexual, de conocer el momento histórico que vivimos y sobre todo conocer nuestro pasado. Decíamos que, con el advenimiento del condón en los años veinte, no se produjo el descenso esperado de contagios venéreos, así como de embarazos no deseados, porque eran muchos los que obviaban su uso y se exponían a los riesgos del ejercicio de la sexualidad.

La ciencia tuvo que esperar veinte años para que esta realidad cambiara al menos parcialmente. Así, en 1940 con el descubrimiento de la penicilina, y su poderoso y casi milagroso efecto curativo sobre las infecciones cambió el mundo del amor. Enfermedades venéreas como la sífilis, la gonorrea y muchas otras infecciones dejaron de ser el látigo de la salud de los amantes. De igual manera las muertes producto de las más diversas infecciones bajaron a cifras minúsculas.

Lea: Cinta adhesiva para realizar lifting facial

Este avance científico produjo que muchas parejas que sí usaban el condón dejaran de utilizarlo a sabiendas que cualquier enfermedad venérea se resolvía con un par de inyecciones. Nuevamente los embarazos no deseados hacen un repunte.

La ciencia tuvo que esperar de nuevo dos décadas para que los embarazos se pudieran controlar. Fue en 1960 con las investigaciones del Dr. Pincus que surgen las pastillas anticonceptivas, las cuales permiten un control casi total de la natalidad.

Desde luego, el preservativo pasó a un segundo plano, ya que las ventajas contraceptivas de la píldora superaban en mucho al condón. Además, los avances en la fabricación de los diferentes tipos de DIU relegaron al preservativo a un distante tercer plano.

Sin embargo, nuevamente la desidia de la población con su desdén preventivo condicionó que tanto los embarazos no deseados como las enfermedades venéreas no disminuyeran a los rubros esperados, es más, la tranquilidad que brindaron los antibióticos provocó que muchos infectados no consultaran a tiempo, sino tardíamente, cuando el daño corporal era magno.

Por otra parte, la píldora provocó indirectamente un aumento en la incidencia de infecciones de transmisión sexual, ya que los adeptos al condón, basaban su preferencia en su acción anticonceptiva, de tal manera que vieron con buenos ojos sustituirla por el uso de la píldora y dejaron descubierta la protección infecciosa.

CONTINUARÁ...



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR