Domingo 29 de Marzo, 2020

Impulso, no; guamazo, sí... al desarrollo guanacasteco

14 de febrero, 2020

Fabio Vega

[email protected]

Bombones y pétalos paliativos nos trajo, en la semana del Amor y la Amistad, la primera dama Claudia Dobles, coordinadora gubernamental de desarrollo en la región Chorotega.

En una zona considerada internacionalmente como un gran imán turístico, la arquitecta de Zapote nos anuncia la reactivación económica, la generación de empleo y la eliminación de brechas como sus tres objetivos claros para 2020.

Entre tantos puentes pretende tejer en la Administración de su esposo, Carlos Alvarado, la oferta laboral y futura con talento humano guanacasteco.

Lea: Proyección de pago en impuesto del sector turismo después de la reforma fiscal

Coincidió su visita a nuestra tierra con la propuesta del ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, al mencionarle este a los diputados que el turismo debe ser una herramienta de activación económica, en los cantones de menor desarrollo social.

Sin embargo, no vimos en su agenda, aparte de cortar cintas de proyectos y obras microrregionales, una reunión con el sector de aguas termales de Bagaces, hundido hoy en una crisis por un aparente manejo inadecuado de información, con despidos de trabajadores ante la ausencia de turistas ahuyentados por la ameba noticiosa del Ministerio de Salud, que engrosará ese 12,4 % de costarricenses sin trabajo.

En la Chorotega no podemos hablar de generación de empleos cuando hay personas desocupadas o de puentes de comunidad en vivienda, con 150 familias cansadas de esperar su casa digna en “Vistas del Miravalles”, en Bagaces.

Esperemos que este grupo sean parte de esas 440 familias, que recibirán su vivienda propia en el 2020, según su anuncio.

Al citar su persona tantos puentes en el marco de la Política Social de Estrategia Nacional Puente al Desarrollo, uno ya ni sabe por cuáles caminos seguir para llegar al objetivo de la generación de empleo.

No hay fuentes de trabajo, pero sí emprendimientos, urgidos de apoyo y encadenados al pensamiento del presidente Alvarado, de cambiarle la vida a las personas que más lo necesitan.

Requerimos para estos proyectos un mayor dinamismo dirigido a incentivar, con capacitación y ayuda no reembolsable o con periodos de gracia, a esos cientos de mujeres y hombres con negocios generadores de empleo. Conozco un listado de 35 casos en espera de ayuda, desde hace seis meses, con procedimiento administrativo cumplido en el MEIC, en Liberia, y que a la fecha no arrancan por esa falta de impulso.

Los emprendimientos son puentes que conllevan a caminos de bienestar y empleo a familias y medios para bajar ese 20,3% de hogares pobres o el 5,3% en extrema pobreza, en la región.

Guanacaste más que un impulso en infraestructura de caminos, educativa o de salud, ocupa un guamazo en la reactivación de la economía con la llegada de inversión extranjera en área rural, establecimiento de zonas francas y enseñanza técnica superior, que prepare profesionales más allá de los oficios en jardines, salones o servicio de habitaciones.

El talento laboral guanacasteco ya trascendió el agro y la ganadería, por lo que nuestros jóvenes, mujeres y hombres, requieren ocuparse en actividades de mayor desarrollo económico, para trabajar y eliminar brechas.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR