Miércoles 08 de Abril, 2020

Exdirectivos de Asebanacio señalan "ingenuidad"

Tras polémica en caso.
Bharley Quirós / David Barrantes16 de febrero, 2020 | 06:01 PM

Los exdirectivos de la Asociación Solidarista de Empleados del Banco Nacional de Costa Rica (Asebanacio) señalaron a los diputados de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público que ellos desconocían qué decía la Ley de Asociaciones Solidaristas y que no tuvieron ninguna relación con la aprobación de créditos entregados de forma irregular.

En la audiencia realizada participaron Maynor Picado Villalobos (ex vicepresidente que estuvo en la asociación entre 2011 y 2016), Yorleny Hidalgo Morales (exsecretaria parte de la asociación entre 2011 y 2015), Lorena Chacón (extesorera entre 2015 y 2017) y Exón Quirós (exvocal entre 2013 y 2014).

Lea: Se oponen a ¢190 que la empresa Lumaca busca aumentar en pasaje

El diputado liberacionista Luis Fernando Chacón y la legisladora de Restauración Xiomara Rodríguez insistieron en consultar a los exdirectivos si ellos conocían que la Ley de Asociaciones Solidaristas impide entregar créditos a personas ajenas a la asociación, como fue el caso de Asebanacio, que dio recursos en préstamos por más de ¢15 mil millones a personas externas, la mayoría sin garantías reales. Al día de hoy se considera que más de ¢11 mil millones se consideran como incobrables.

Todos respondieron que no conocían dicha prohibición y señalaron que contaban con una gerencia que tenía experiencia en temas de solidarismo.

Ellos contrataron en primera instancia como gerente a Roberto Ureña, quien tenía experiencia en varias asociaciones.

INGENUIDAD

“Yo probablemente pequé de omisión en el tema, la asociación lo que hizo fue contratar un gerente con experiencia en el tema solidarista y cuando se hizo esto se generaron negocios y yo pequé en conocer la situación y probablemente fue algo que le pasó al resto de la junta”, indicó el ex vicepresidente Picado.

Agregó que la asamblea aprobó los informes de presidencia y de la fiscalía como rendición de cuentas de lo que estaba ocurriendo.

“Quizás hubo ingenuidad del actuar de la junta, y a la hora de la interpretación de lo que se dice lo que se buscó fue generar rentabilidad a través de los diversos negocios. Tengo que decir que fue un acto de ingenuidad, nunca hubo dolo, y así fue como se valoró el tema, el fin de buscar el bienestar colectivo”, mencionó el ex vicepresidente.

Quirós indicó que los créditos que se daban no los veían como anormales, porque interpretó que eso se realizaba para generar utilidades para los asociados.

La exsecretaria Hidalgo reconoció que ellos, cuando iniciaron con la asociación en 2011, no conocían nada del tema y por eso contrataron al gerente.

El diputado Erick Rodríguez consultó si en el reglamento del comité de crédito de la asociación se incluía la posibilidad de entregar préstamos a terceros.

Hidalgo adujo que desconocía el tema, que sabía que había un comité de crédito, pero nada más.

Ante la consulta de si ellos como junta directiva aprobaban los créditos, dijo que no era así.

“Bajo los principios de confianza y buena fe se contaba con la ‘expertisse’ de otros compañeros de la junta quienes eran los que procesaban esta información y la gestionaban”, respondió Picado, quien insistió en que él no tenía ningún conocimiento en temas de crédito.

El diputado Otto Roberto Vargas, del Republicano Social Cristiano, consultó cómo llegaban los clientes a solicitar los créditos a Asebanacio. La extesorera Chacón aseguró desconocerlo.

Ante la insistencia sobre quién era responsable de aprobar los créditos, Picado señaló al exdirectivo Jorge Agüero.

La extesorera Chacón dijo que la junta directiva tomaba los acuerdos con base en la información que recibían de la administración.

Picado agregó que había una estructura de crédito donde figuraban el gerente y el director de crédito.

Todos manifestaron que nunca recibieron presiones del entonces gerente de Asebanacio y desconocen si hubo presiones del Banco para llevar créditos a la asociación.

La liberacionista Yorleny León les consultó a todos se conocían al empresario Juan Carlos Bolaños, quien recibió créditos de Asebanacio por ¢22 mil millones.

También señalaron que todos, como un cuerpo colegiado, apoyaban a Óscar Prado, quien era el presidente en ese momento de Asebanacio.

La extesorera Chacón reconoció que Prado es experto en la parte financiera, opinión que fue avalada por el resto.

La diputada León concluyó que, como ellos desconocían la ley y no cuestionaban y ni consultaban nada, Asebanacio era manejado en su área financiera por Óscar Prado y el gerente Roberto Ureña.

La diputada verdiblanca Franggi Nicolás dijo que ante las respuestas de los exdirectivos ella dibujaba dos escenarios. Uno, que estaban pintados en la pared permitiendo a terceros tomar decisiones sobre fondos públicos, y el otro que están encubriendo a alguien, lo cual es más grave aún.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Luis Diego Povedano David (17/02/2020)

¿Alegan desconocimiento de la Ley?

Barnes (16/02/2020)

se hace evidente el interés por quitarse el tiro sugiriendo desconocimiento, pero no dijeron eso cuando se postularon para el cargo que ocupaban. pero lo grave es el interés de un grupo de poder dentro del banco interesado en limpiar la cartera crediticia pasandole la basura a la asociación solidarista y de cómo la junta directiva de ese entonces o actuó ingenuamente o actuó a sabiendas de lo que hacían. siendo empleados en el BN, cuesta creer la primera opción y suena creíble lo segundo. que tan mal está el BN? es ahora una pregunta que surge y con preocupación para sus ahorrantes.

Memix (16/02/2020)

Disculpen mi ignorancia, si la asociación solidarista del BN, pierden los asociados o sea los empleados. O como de costumbre perdemos todos los costarricenses.