Sábado 28 de Marzo, 2020

El miedo no puede tomar la economía

En vista de que sus efectos serían demasiado perjudiciales reconocen especialistas

10 de marzo, 2020 | 10:28 AM

Alfonso Hernandez

Efectos como el observado este lunes en la bolsa de valores de Nueva York en la clásica Wall Street que requirió cerrar ante el desplome de las acciones o la caída histórica en el precio del petróleo podrán sonarles a muchos como excelentes noticias, sin embargo, los expertos en materia económica advierten los serios efectos adversos que esto provocaría.

La expansión del coronavirus COVID-19 provoca en algunas naciones alrededor del mundo la inyección de un elemento que le hace mucho daño al sistema económico como es la incertidumbre, algo de lo cual ya se empiezan a ver efectos en Costa Rica en lo particular con respecto al comercio exterior y el turismo, dos de las actividades económicas que representan un mayor impacto en la serie del ciclo económico en el país.

DIARIO EXTRA contactó a Melvin Garita y Gerardo Corrales, expertos que coincidieron en cuanto al impacto que pueden generar los procesos de aislamiento en ciudades, aún poco previsible en la economía a nivel internacional y también a lo interno, por lo cual es vital no propagar el miedo debido a que sus efectos pueden ser devastadores.

“Las medidas más efectivas para detener la propagación del coronavirus tienen que ver con el aislamiento social, y esa acción tiene un impacto sobre la cadena de suministros. Algunas proyecciones iniciales hablan de que para China el crecimiento económico en el primer trimestre iba a caer un tercio, es decir de 6 a 4%.

Lea: Anuncian que partidos de Liga española se jugarán a puerta cerrada

Es de esperar una ralentización o un decrecimiento en los próximos meses si se continúa con este tipo de medidas. Ahora bien, los efectos para el país los vamos a empezar a sentir en la cadena de suministros de nuestras empresas, por ejemplo, en los pedidos que vengan de China van a tener un retraso que puede llegar hasta dos meses, y eso impactaría el crecimiento económico que íbamos a tener”, explicó Garita; gerente general de BN Valores.

Por su parte, Corrales sostiene que es oportuno que a nivel internacional y local los bancos centrales y las superintendencias tomen acciones que no aminoren la confianza de los agentes económicos.

“Uno de los efectos más preocupantes es el pánico o miedo que esto pueda causar y tenga incidencia como tiene ya en otros países en cancelación de reservaciones o vuelos, y en el caso particular nuestro el turismo es muy importante lo mismo que las logísticas de comercio. Hay saturaciones en todo lo que son barcos y contenedores.

Entonces lo que se hace a nivel mundial los bancos centrales y superintendencias actúan en disposición de ayudar, flexibilizar y colaborar con las actividades económicas afectadas por esta epidemia para minimizar los efectos”, apunta el especialista en materia financiera.

Wall Street llegó a su nivel más bajo este lunes desde el año 2008, fecha en que inició la gran recesión del siglo XXI y que se prolongó hasta 2009 con efectos de los cuales todavía el mundo no se repone por completo.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR