Sábado 28 de Marzo, 2020

Reactivación económica en manos de la informalidad

17 de marzo, 2020

Luis Fernando Allen

[email protected]

Actualmente la mayoría de las pymes que operan en este país son microempresas de base familiar dedicadas principalmente a los sectores de servicios tradicionales y gestionadas en su mayoría por empresarios impulsados por la subsistencia.

Las pymes representan un sector clave del desarrollo económico, y figuran como el cimiento de la solidez empresarial. Por lo tanto, en un mundo globalizado y de mucha competitividad, las pymes deben enfocar su fortaleza no en la competencia por ganar mercados, sino en proporcionar bienes o servicios especializados.

Estas pequeñas empresas son entidades independientes, generadores de empleo y con una alta predominancia en el mercado de comercio, prácticamente excluidas del mercado industrial por las grandes inversiones necesarias y por las limitaciones que impone la legislación en cuanto al volumen de negocio.

Lea: Para vivir más años

Ciertamente impulsar la reactivación económica significa empujar los proyectos para mejorar la empleabilidad de los demandantes de empleo. Es fomentar el crecimiento económico nacional, mediante el fortalecimiento ordenado y planificado del emprendimiento y del desarrollo empresarial en todo el territorio nacional.

El éxito del proceso de desarrollo económico de las pymes en el futuro, va depender, en gran parte, de su capacidad de innovar y de llevar a cabo programas de mejoramiento continuo, para la creación sostenible de fuentes de trabajo.

Costa Rica debe emprender el camino hacia la construcción de un país que brinde mejores condiciones en materia de competitividad, tramitología, producción, infraestructura, ahorro, y creación de empleos de calidad. Esto es impulsar una economía innovadora, dinámica y competitiva sustentada en pequeñas y medianas empresas más productivas ubicadas en sectores estratégicos.

La buena noticia, según el Banco Mundial en su informe de perspectivas económicas, es que Costa Rica crecerá en un 2,8% este 2020, y que los próximos años se encaran con optimismo pues se estima un crecimiento del 3,0% para 2021.

No obstante, en medio de las dificultades sociales que enfrenta el país, la aprobación de la reforma fiscal trajo el regreso paulatino de la confianza en los mercados nacional e internacional, para estabilizar las finanzas del gobierno.

Pese a esto el sector empresarial se muestra muy desconfiado porque no hay una agenda que muestre los plazos de cuando, como y donde se va empezar a generar empleo en el país, que mejore las condiciones de vida de los habitantes y la confianza del consumidor.

Por último, el sector privado puede y debe desempeñar un papel mucho más activo en el desarrollo económico, contribuyendo a la prosperidad del país, en el tanto la provisión de servicios públicos de calidad, como una fuerte infraestructura social y física (salud y educación, carreteras, comunicaciones, etc.) generen condiciones para el pleno desarrollo del sector empresarial.

*Director Ejecutivo Asociación Salvemos el Río Pacuare



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Juanito Mora (17/03/2020)

Los ineptos del PAC no tienen la mínima idea de cómo generar ni un solo empleo. Yo tengo una pequeña empresa dedicada a dar servicio de alta tecnología a equipos electrónicos, con mucho esfuerzo por años he realizado la inversión necesaria para poder ofrecer un servicio de calidad, ahora estoy a las puertas de ofrecer el servicio en varios países. Tengo varias ideas de como generar empleos de alta tecnología en el país, con desarrollo propio, el problema es que cualquier gobierno que llegue nombrar abogados en los puestos en los que deberían de haber ingenieros y la cosa seguirá igual.