Martes 31 de Marzo, 2020

8 personas acusadas por romper sellos

Padre e hijo los quitaron de un gimnasio que les pertenece
Alexander Méndez25 de marzo, 2020 | 09:53 PM

A un hombre y su hijo, ambos de apellido Moreira, los aprehendieron oficiales de la Fuerza Pública la tarde de este miércoles cuando violaron los sellos sanitarios colocados en el gimnasio de su propiedad.

Luego de la orden presidencial de cerrar establecimientos públicos de aglomeración masiva para evitar el contagio del coronavirus, los sujetos decidieron pasar por alto la directriz e irrespetando el acuerdo decidieron apersonarse para abrir el local.

Los hechos se presentaron en San Pedro de Santa Bárbara, Heredia, cuando los uniformados en un recorrido para hacer valer las normas gubernamentales se enteraron de lo ocurrido.

Lapolicíase percató de que la cortina metálica estaba a medio abrir, al inspeccionar cotejaron queno se tratara de un robo.

Al subir las gradas escucharon música, voces de personas y máquinas de ejercicio en funcionamiento, lo cual hizo ver que el gimnasio estaba abierto, pese a que se encontraba clausurado por el Ministerio de Salud.

La Fuerza Pública coordinó con la Fiscalía de Flagrancia para el debido proceso y detener a padre e hijo.

 Lea: Diputados llegan a acuerdo para retiro de FCL

FISCALÍA INVESTIGA

 

La Fiscalía abrió investigaciones contra las personas que incumplen las órdenes sanitarias emitidas por Salud.

En un comunicado de prensa del Ministerio Público señalan que “cada caso debe ser analizado para determinar si corresponde a un delito o bien a una contravención. Si califica como una figura penal, la Fiscalía abrirá la causa correspondiente”.

Emilia Navas, fiscala general de la República, indicó que “en todas las fiscalías del país hay personal disponible para recibir las denuncias por presuntos incumplimientos de órdenes emanadas por el Ministerio de Salud y nosotros estamos abriendo investigaciones por los delitos de desobediencia a la autoridad que revela el artículo 314 del Código Penal o el que prevé el artículo 277 del mismo Código, que indica que se sancionará con prisión de un año a tres años a la persona que violente medidas impuestas por autoridades competentes para evitar la propagación de una epidemia”.

En total la Fiscalía maneja 8 investigaciones y en caso de que la persona se encuentre sospechosa de culpabilidad se le girarán medidas cautelares que incluyen el arresto domiciliario. 



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR