Viernes 03 de Julio, 2020
Redacción / AFP 26 de mayo, 2020 | 05:00 AM

SpaceX lista para enviar astronautas al espacio por primera vez

Al principio, el escepticismo campeaba. Pero SpaceX, de Elon Musk, desafió las expectativas y el miércoles espera hacer historia transportando a dos astronautas de la NASA al espacio, el primer vuelo tripulado desde suelo estadounidense en nueve largos años. 

 

El presidente Donald Trump estará entre los espectadores en el Centro Espacial Kennedy en Florida para presenciar el lanzamiento, que recibió luz verde a pesar de meses de confinamiento debido a la pandemia de coronavirus.  Al público en general, en un guiño a las restricciones impuestas por la pandemia, se le ha invitado a seguir la transmisión en vivo del lanzamiento de Crew Dragon por un cohete Falcon 9 hacia la Estación Espacial Internacional (ISS). 

 

El programa de tripulación comercial de la NASA, destinado a desarrollar naves espaciales privadas para transportar astronautas estadounidenses al espacio, comenzó bajo Barack Obama.  Pero su sucesor lo ve como un símbolo de su estrategia para reafirmar el dominio estadounidense del espacio, tanto militar, con su creación de la Fuerza Espacial, como civil. 

Lea: Los grandes momentos de Estados Unidos en el espacio

Trump ha ordenado a la NASA que regrese a la Luna en 2024, un calendario de difícil cumplimiento pero que le ha dado un impulso a la famosa agencia espacial.  En los 22 años transcurridos desde que se lanzaron los primeros componentes de la ISS, solo las naves espaciales desarrolladas por la NASA y por la agencia espacial rusa han llevado tripulaciones hacia esa estación. 

 

La NASA utilizó el famoso programa de transbordadores: enormes y extremadamente complejas naves aladas que llevaron a decenas de astronautas al espacio durante tres décadas.

 

Pero su asombroso costo -200.000 millones de dólares por 135 vuelos- y dos accidentes fatales finalmente pusieron fin al programa.  El último transbordador, Atlantis, llegó el 21 de julio de 2011. 

 

Después, los astronautas de la NASA aprendieron ruso y viajaron a la ISS en el cohete ruso Soyuz desde Kazajstán, en una asociación que sobrevivió a las tensiones políticas entre Washington y Moscú. 

 

Estados Unidos pretendía no obstante que se tratara de un acuerdo temporal.  La NASA había confiado a dos compañías privadas, el gigante de la aviación Boeing y la nueva empresa SpaceX, la tarea de diseñar y construir cápsulas que reemplazarían a los transbordadores. 

 

Nueve años después, SpaceX, fundada por Musk, el empresario sudafricano que también creó PayPal y Tesla, está lista para su lanzamiento.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR