Jueves 13 de Agosto, 2020

Prostitutas en Grecia enfrentan una "ruleta rusa"

AFP06 de julio, 2020 | 04:14 AM

El prostíbulo donde trabajan Bella y otras muchachas venezolanas, aliviadas de volver a trabajar después de las dificultades del confinamiento, está lleno de clientes en una calurosa tarde de julio en Atenas.

"Nuestro trabajo es como la ruleta rusa. Nos ponemos en peligro a nosotras mismas y a nuestras familias, pero de lo contrario nos morimos de hambre", dice Anna Kouroupou, una transexual que encabeza el Paraguas Rojo en Atenas, una iniciativa para apoyar a las personas que viven de esta actividad.

Después de tres meses de confinamiento, la asistencia es densa en el burdel del centro de la ciudad, ya que las prostitutas fueron autorizadas a reanudar sus actividades a mediados de junio.

Lea: Empleados de muni deberán encerrarse

Es que tienen apenas dos opciones: volver al trabajo o quedarse en la penuria.

"Traté de dormir lo más posible para olvidar mi hambre durante esos tres meses", dijo Bella, quien también es madre de un niño.

La joven prostituta habla con AFP en un período entre dos clientes, mientras que la señora de la limpieza limpia y ventila la habitación.

Las autoridades griegas han anunciado una lista de medidas de salud y seguridad para proteger a clientes y prostitutas, una de las profesiones más expuestas al riesgo de contaminación.

Pero estas medidas no son aplicables, coinciden las muchachas.

Las medidas "son ridículas", dice Dimitra Kanellopoulou, presidenta de la Asociación Griega de Trabajadores Sexuales. "No podemos estrechar una mano en la sala de espera y luego vamos a la habitación, con todo lo que allí sucede", se queja.

Las prostitutas deben "mantener su distancia" y evitar el "contacto cara a cara", según las instrucciones de las autoridades. También están invitados a usar una máscara que sugiere que puede "ser parte del juego sexual".



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR