Martes 11 de Agosto, 2020

Preservativo: su historia y su verdad

I parte
Mauro Fernández, sexólogo09 de julio, 2020 | 06:09 AM

Desde el momento en que la humanidad descubrió el vínculo entre las relaciones sexuales y el embarazo, se buscaron métodos para evitar la gestación y es quizás el preservativo el método anticonceptivo más antiguo que se conoce.

En el antiguo Egipto se acostumbraba envolver el pene en fundas de tela para evitar principalmente el contagio venéreo, y de forma secundaria los embarazos no deseados. Los griegos, por su parte, utilizaban vejigas de pescado e intestinos de otros animales con el mismo propósito.

Los ejemplares que se conservan, evidencian que eran piezas cosidas con mucho detalle y delicadeza para asegurar su efectividad. Contaban con lazos en un extremo que permitieran amarrarlos firmemente al pene y se sumergían en leche tibia para ablandarlos.

Lea: En C.R. se detectan 6 casos de cáncer de piel cada día

Como eran difíciles de hacer y requerían de un acabado impecable eran muy caros, y por eso se diseñaban con el fin de ser lavados y reutilizados.

El antecedente más cercano al preservativo moderno se le atribuye al médico y también Conde, de apellido Condom, médico personal del Rey Carlos II, llamado “el insaciable”.

En la segunda mitad del siglo XVII, el estilo de vida bohemio del rey escandalizaba y preocupaba a todo el reino.

Más allá de un problema de paternidad o de moralidad, la existencia de tantos herederos al trono tenía fuertes implicaciones políticas. Ante esto el Doctor Condom, preocupado por la cantidad de hijos que se le atribuían a su majestad, inventa el capote inglés, que es lo que hoy conocemos como preservativo.

Sin embargo, como ironía del destino, el Rey Carlos II padecía de un extraño síndrome, que le impedía tener hijos, es decir, era estéril, de tal forma que se le atribuía una falsa descendencia.

Gustave Witkowski, médico francés, dos siglos después señala que el nombre procede de la palabra latina “con dum”, que significa esconder, proteger y reniega la autoría del Dr. Condom.

Al margen de estas controversias, es claro que poco después aparece en Londres una de las primeras tiendas dedicadas a la venta de preservativos, que se entregaban a los clientes en cajas de cristal, cada una con un condón hecho de piel de oveja.

Su uso se hizo tan popular que el preservativo es mencionado en los escritos del Marqués de Sade y se cree que Casanova lo utilizaba de forma regular.

Sin embargo, pasarían muchos años para que el preservativo se convirtiera en el aliado en la lucha contra las infecciones y los embarazos no deseados, como detallaremos la próxima semana.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Escorts in Dubai (11/07/2020)

I trust you will do your work proceed altogether further and you got a win early.