Viernes 07 de Agosto, 2020

Preservativo: su historia y su verdad / IV parte

Mauro Fernández, sexólogo29 de julio, 2020 | 06:02 AM

Hemos destacado a lo largo de este último mes las diferentes características del preservativo, así como su ingeniosa e interesante historia, esperando que eso motive a nuestros lectores a tenerlo en cuenta en su vida sexual.

Sin embargo, también cabe resaltar una serie de limitaciones que usualmente se pasan por alto y llevan a grandes errores entre la población. Lo primero que tenemos que entender es que el preservativo no brinda protección total, es decir, aun cuando lo utilice de la manera correcta y en todas las experiencias sexuales, la posibilidad de contagio de una enfermedad venérea se mantiene.

Lea: ¿Es 100% efectivo el condón?

Recordemos que las lesiones de enfermedades como el herpes y el papiloma no solo se ubican en el pene –que es cubierto por el condón- sino también en el saco escrotal, en el área del vello púbico, de igual manera en la mujer no solo están en la cavidad vaginal sino también en los labios menores, en los labios mayores y sus alrededores, de manera que en estas condiciones la protección que brinda el condón es limitada. Así para estas dos enfermedades se calcula que la protección oscila entre un 30% a un 60% según algunos estudios.

Para las enfermedades venéreas que se transmiten con las secreciones como el semen, o por la superficie del pene, como es el caso del VIH/sida, gonorrea, sífilis, clamidia, hepatitis B, la protección es mucho mayor ya que la función del preservativo es evitar que el semen se ponga en contacto con los tejidos vaginales, sin embargo, es una falacia asumir que la protección es total. Los estudios indican que la protección oscila alrededor del 90%, cifra alta, pero no absoluta.

De ahí que el sexo seguro no solo se basa en el uso correcto y constante del preservativo, sino también en una buena dosis de sentido común orientada hacia la prevención. Seamos claros, no vale la pena tener relaciones sexuales con personas desconocidas o de pasado sexual incierto.

Tal como lo hemos dicho, hoy por hoy el preservativo es un auténtico seguro que disminuye de manera significativa el riesgo de contagio, pero no brinda protección total y esto es importante recordarlo.

Y desde luego mi recomendación sincera, úselo.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR