Jueves 13 de Agosto, 2020

Polémica por restricción vehícular

Marco González 29 de julio, 2020 | 04:01 AM

José Manuel Ulate Avendaño, alcalde de Heredia, les solicitó al ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, y al presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís Delgado, los criterios técnicos que motivaron al gobierno a cambiar de las alertas para el cantón de Varablanca, situación que repercute en contra de la actividad económica de la zona.

Se trata del oficio AMH-0769-2020, el cual se une con las otras solicitudes de municipios en contra de las alertas sanitarias, principalmente por el impedir el funcionamiento del sector comercial y la restricción vehicular.

“Somos conscientes de que la salud de las personas y sus vidas es la prioridad; no obstante, ante la crisis económica que enfrenta nuestro Cantón, les solicito valorar la declaratoria de alerta naranja, aplicada al distrito de Varablanca. Este distrito no pertenece a la Gran Área Metropolitana, no ha reportado casos positivos de Covid-19 y su población y comercios han extremado las medidas sanitarias y protocolos para reducir el riesgo de contagios”, señala el oficio.

Agrega: “Debido al impacto generado por los desastres naturales (terremoto de Cinchona), ambientales, hongos en las plantaciones de fresas, estancamiento de las microempresas y por la falta de recursos y de actividades que permitan dinamizar la economía, Varablanca actualmente presenta un bajo desarrollo socioeconómico. Entre los factores que inciden para que se presente esta situación, están: la lejanía de los centros de salud, educativos y de servicios de los hogares, pues se trata de una zona rural y montañosa; así como las limitadas fuentes de empleo o las malas condiciones de remuneración de los mismos.

En virtud de lo anterior, es claro que las implicaciones sociales y económicas de esta pandemia serán aún mayores para este distrito. Es por ello, que este Gobierno Local de Heredia respetuosamente les solicita reconsiderar la declaración de alerta naranja y permitan que, con la declaratoria de alerta amarilla, se sigan manteniendo las medidas sanitarias y protocolos de prevención, pero con una mayor apertura a las actividades productivas y comerciales”.

Para Ulate, las autoridades no han sido transparentes a la hora de establecer las zonas sanitarias. Además, la restricción vehicular sanitaria lejos de ayudar, parece, hace todo lo contrario.

“Yo necesito que las autoridades me expliquen por qué se dice que a las 5 p.m. y por qué no a las 10 p.m., ¿Qué medición técnica tienen para determinar cuántos casos surgieron de 5 a.m. a 7 p.m. y de 7 p.m. a 10 p.m.? No existe. Al final de cuentas el peso de toda la crisis, las municipalidades, los cantones. ¿Qué sería de este gobierno si las municipalidades no ayudamos como lo hacemos nosotros? Lo peor es que vea cómo nos pagan”, sentenció el alcalde herediano.

 

CONTRA LA RESTRICCIÓN

 

A lo actuado por el Municipio de Heredia, se unirá la petición que Erick Jiménez Valverde, alcalde de Oreamuno, presentará a los representes de Salud y de la CNE en relación con la restricción vehicular sanitaria.

A criterio del alcalde, las dudas en cuanto a la restricción son cada vez mayores, al igual que las quejas de los vecinos.

Explicó que, en el caso de Oreamuno, uno de los problemas que tienen es con respecto a que ciertas zonas se encuentran en alerta amarilla y otras en alerta naranja, lo cual provoca que los conductores no tengan claridad en cuanto a los horarios.

A eso se le suma la falta de señalización entre un distrito o cantón.

“No sabemos en este momento los criterios técnicos para indicar que en cierto sector del cantón la alerta es amarilla y en otro es naranja. También tenemos el problema de que hay cantones que limitan con el nuestro, que uno es naranja y otro es amarillo, y tenemos el caso de personas que viven en el límite, entonces son cosas que no se están considerando”.

Jiménez dijo que por ejemplo en el cantón de Oreamuno hay una confusión con las zonas de Alvarado y Paraíso, debido a que no están bien señalizados los límites. “Esas son las cosas que se deberían estudiar bien las autoridades porque pueden ocasionar problemas”.

Por la misma situación pasan municipios como el de Cartago. “Ciertamente la regulación no es fácil de aplicar porque los límites entre cantones, algunos con alerta naranja y otros con alerta amarilla, no son claramente conocidos por la población, no hay una clara delimitación que le diga que por donde transita un vehículo, está ingresando usted al cantón tal o está saliendo de tal cantón, y eso definitivamente hace que no sea fácil aplicar, menos cuando hay una sanción de por medio”, señaló Mario Redondo Poveda, alcalde del cantón brumoso.

 

¿POR ENCIMA DE LA LEY?

 

El abogado en derecho público Carlos Porras Sequeira sostuvo que las dudas podrían tener fundamento, ya que la Ley de Tránsito es clara en que la restricción debe contar con su correspondiente señalización.

“Los ciudadanos tienen derecho a reglas claras, favorables y previsibles. Sin señalización, demarcación y comunicación entre una zona y otra el mismo gobierno está generando una confusión grave que tiene como consecuencia, en muchas ocasiones, la imposición de sanciones graves y multas de alta cuantía”, explicó el experto en derecho.

En cuanto a la normativa, recordó lo establecido en el artículo 95 bis de la Ley de Tránsito, enunciando que “claramente establece el deber del Poder Ejecutivo en informar de manera previa a la ciudadanía de la restricción vehicular sanitaria por los medios que considere oportunos”.

En específico, la normativa indica: “Artículo 95 bis- Restricción vehicular en emergencia nacional. El Poder Ejecutivo podrá establecer, en todas las vías públicas nacionales o cantonales del territorio nacional, restricciones a la circulación vehicular por razones de emergencia nacional decretada previamente. La restricción de circulación vehicular se señalará vía decreto ejecutivo, indicando las áreas o zonas, días u horas y las excepciones en las cuales se aplicará. La limitación no podrá ser de carácter absoluto. El Poder Ejecutivo deberá informar de manera previa a la ciudadanía, por los medios que considere oportunos, el día, la hora y el área o las zonas en las que se aplicará la restricción vehicular, para que los ciudadanos tomen las respectivas previsiones y acaten su cumplimiento”.

“Actualmente no existe dicha comunicación de manera efectiva, no solo con los ciudadanos, sino también con el resto de instituciones, como ocurre por ejemplo con las municipalidades; lo que evidencia no solo una violación a dicha ley, sino también a una falta de coordinación en la comunicación eficiente”, agregó Porras.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Rodrigo (29/07/2020)

Fácil de explicar: Es un experimento de control social hasta ver qué explota primero. Es acostumbrar a las personas a perder su libertad sin chistar basados en el miedo. Alguien puede contraer coronaviros a las 5 am o a las 11pm. Más bien durante la noche es menos probable contagiarse pues hay menos personas circulando... Además en carro particualr es menos probable contagiarse que en servicio público... Es un sinsentido todo esto... Hay que salvaguardar la vida pero esto de minar la libertad no parece una solución ni un paleativo...