Miércoles 22 de Noviembre, 2017

Es necesario el cierre de algunas instituciones públicas

José Joaquín Fernández 16 de setiembre, 2014 | 06:00 AM

Para reducir el gasto público, es necesario cerrar instituciones que no cumplen ninguna función social.

El presupuesto de Costa Rica para 2015 representa un 19,7% más que el del 2014 y prevé un déficit que equivale al 6,7% del producto interno bruto (PIB). Esto es una irresponsabilidad y, con todo respeto lo digo, es un engaño al pueblo de este país que eligió a este Gobierno, entre otras cosas, por sus promesas de austeridad. El presupuesto será financiado en un 53% con ingresos corrientes y el 47% con deuda, indicó el Ministerio en un comunicado.

En el libro “La riqueza de las naciones”, decía Adam Smith, padre de la ciencia económica, que los Gobiernos deben manejar sus finanzas de la misma manera que se manejan las del hogar. Hasta principios del siglo XX, los Gobiernos manejaron sus presupuestos de manera equilibrada. Fue a partir de la influencia del socialismo que se rompió esta sana tradición y las consecuencias han sido: inflación, menor crecimiento, deterioro en la equidad y mayor desempleo. Alemania desea retomar la enseñanza de Smith y presentó un presupuesto equilibrado (déficit cero). ¿Manejan los jerarcas del Gobierno de Costa Rica el presupuesto de sus hogares endeudándose en un 47% de todo lo que gastan?

Mucha gente se opone al cierre de instituciones porque creen que eso generaría desempleo masivo. Sin embargo, es posible cerrarlas sin crear desempleo con la siguiente propuesta.

Se podrían cerrar instituciones de inmediato y, sin embargo, seguirles pagando el salario a los funcionarios por un periodo determinado de 18 meses. Con esta medida, nos ahorramos de inmediato todos los gastos de alquiler, equipo de oficina, mantenimiento de edificios, consultorías, etc. También, al hacerlo, eliminamos o reducimos las regulaciones asociadas a dicha institución.

Al cerrarse esta, los trabajadores seguirán recibiendo su salario sin aumentos ni horas extras ni bonificaciones por 18 meses. Durante este periodo, los exburócratas deben buscar trabajo en el sector privado. Se les prohibiría reubicarse en el sector Gubernamental por los siguientes 10 años. Este salario se les pagará durante 18 meses independientemente si el trabajador logra conseguir trabajo en el sector privado un día después del cierre de la institución gubernamental. Esto debe ser así para incentivarlos a que busquen trabajo lo antes posible y que no se esperen al final de los 18 meses para hacerlo. Al final de este periodo, se les liquidará las prestaciones de Ley.

Algunas instituciones que deben cerrarse son: IFAM, Mideplan, ICT, Infocoop, Japdeva, CNP, Micitt, MCJ, MAG, BCCR, MEIC, Comex, Mivah, Conavi, Inamu, IDA-Inder, etc. También, es necesario privatizar algunas empresas públicas al estilo como se hizo con Cempasa hace algunas décadas.

¡Sí es posible cerrar instituciones públicas sin crear desempleo!



Noticias relacionadas

VEA MÁS