Miércoles 22 de Noviembre, 2017

Centros para adultos mayores no saben atender a población sexualmente diversa

Diego Pérez Damasco07 de mayo, 2015 | 09:43 AM

La mayoría de los centros de atención para personas adultas mayores no tiene conocimiento sobre cómo tratar a la población sexualmente diversa, según un estudio realizado por el Centro de Investigación y Promoción para América Central de Derechos Humanos (Cipac).

Según Francisco Madrigal, jefe de la Unidad Política del Cipac, un 26% de los administradores de estos hogares consideran que la homosexualidad es una enfermedad y el 35% prefiere no admitir personas gais, lesbianas, bisexuales y transgénero (LGBT) en estos espacios.

Esta situación resulta preocupante, pues Madrigal considera que dicha población está sufriendo una doble discriminación e invisibilización, por su edad y por su orientación sexual.

"La sexualidad en las personas adultas mayores sigue siendo un tabú. Muchos adultos mayores LGBT prefirieron no participar por miedo a represalia, y porque han ocultado su orientación sexual toda su vida", dijo el activista.

Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam), Zulema Villalta, expresó que asumirán el reto de incorporar esta dimensión de derechos humanos, una deuda que mantiene la Ley Integral de la Persona Adulta Mayor.

Villalta expresó que el país ya asumió el compromiso de proteger a la persona adulta mayor sexualmente diversa.

"Esta población está expuesta a una dolorosa discriminación múltiple, y no se les garantiza la libertad sexual como derecho humano. Por parte de la vicepresidenta Ana Helena Chacón, se nos ha pedido cambiar nuestras políticas públicas para hacerlas inclusivas a la población LGBT", dijo la Presidenta de Conapam.

El estudio se efectuó en 25 centros públicos y privados para personas adultas mayores en todo el país, y se realizaron entrevistas a gais (9), lesbianas (10), transgénero (10) y bisexuales (2) de este grupo etario.




VEA MÁS