Miércoles 12 de Diciembre, 2018

Mercado Central de San José tiene 135 años de anécdotas, ¡conozca algunas!

Sharon Cascante Lizano25 de junio, 2015 | 02:01 PM

El Mercado Central de San José tiene ya 135 años de hacer historia en el país. Esas paredes tienen en sus adentros anécdotas, “pachos”, peleas y reconciliaciones.

Eso se trata de recordar cada año con la celebración de la misa solemne en honor al Sagrado Corazón de Jesús, la cual se efectuó esta mañana con cientos de personas y fue dirigida por Monseñor José Rafael Quirós.

Al finalizar la misa, se dio un homenaje a tres comerciantes del Mercado Central, los cuales crecieron en el lugar y mantienen allí sus negocios, lo cual ha ido haciendo más fuertes sus raíces.

Uno de ellos es William Mora, quien tiene unos 40 años de haber asumido el negocio familiar que le heredó su padre: la única cantina que existe en el Mercado Central.

Él recuerda que cuando era pequeño, llegó al lugar una persona que le dijo que le regalara un trago, él lo atendió y le dio lo solicitado, sin embargo, cuando le iba a cobrar el señor no le pagó y le recalcó que él le había pedido que le regalara un trago.

Además, es el encargado de realizar los altares para las misas, los cuales incluyen flores y mantelería; incluso, realiza recordatorios para los asistentes.

“Cuando era jovencito yo, hace unos 25 años, le empecé a ayudar a la persona que hacía el altar, que ya hoy no está y que Dios tenga en su Santa Gloria, cuando él partió yo seguí con la tradición de decorar el altar. Es importante que los jóvenes que vienen atrás continúen con esta tradición”.

Otro de los homenajeados fue Carlos Hidalgo. Él es dueño de una talabartería, su local actualmente es el mismo que ocupó su padre cuando inició con el negocio hace más de 100 años.

Comentó que recuerda cómo su puesto llegó a ser el más grande, pero que por ciertas cosas vendió gran parte hasta quedarse con el local que anteriormente le había dado sustento a su crianza, el local de su padre.

Dentro de las historias que recuerda que mayormente lo marcaron fue el incendio que sufrió el Mercado Central.

“En cierto momento, en un día de Cristo Rey, resulta que se incendió parte del Mercado y perdimos completamente la octava parte, pero daba la casualidad que un hermano mío era bombero y los compañeros bomberos cuando se dieron cuenta que se estaban quemando los bienes de mi hermano le pusieron bonito y rápido apagaron el incendio”, explicó Hidalgo.

Por su parte, el tercer homenajeado fue Róger Guevara de 72 años. Él es el dueño de una tienda de implementos para la cocina, señala que para él la historia que más le ha marcado es la que se escribió hoy: la misa en la Avenida Central.

“Yo tengo más de 50 años en el Mercado y lo más bonito es el transcurrir del tiempo. La historia más bonita es esta, la primera vez que la misa al Sagrado Corazón de Jesús se hace en la Avenida Central, yo nunca me imaginé esto”, señaló Guevara.



VEA MÁS