Viernes 21 de Setiembre, 2018

Empresa importadora asegura que existe monopolio en mercado del azúcar

28 de julio, 2015 | 08:16 AM

Diego Pérez Damasco

La empresa La Maquila Lama desmintió las acusaciones de la Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (Laica) de que la importación de azúcar que realiza desde Brasil sea competencia desleal y descarta que su ingreso perjudique a los productores de caña de azúcar en el país, luego de que dicha entidad presentara una denuncia ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

La Maquila Lama tiene más de 19 años de estar en el mercado nacional, comercializando granos. En los últimos siete meses empezaron con los trámites para importar azúcar de Brasil, enfrentando una serie de supuestas trabas por parte de Laica. Aún así, hoy en día ofrecen este producto bajo la marca Mr. Máximo.

“No pretendemos enfrentarnos al Gobierno, ni al Ministerio de Economía, sino ponernos al lado del consumidor. Es claro que Laica es un monopolio, porque no hay competencia en el mercado del azúcar y somos una empresa costarricense que pretende adquirir un portafolio de productos de la canasta básica. Sentíamos que el azúcar era un complemento importante y un mercado donde hay oportunidad para nuestros clientes, y también para los consumidores”, explicó el gerente general de La Maquila Lama, Juan Carlos Sandoval.

Según señalan, las trabas se han presentado desde el día uno, cuando decidieron importar desde Brasil cerca de 250 mil kilos de azúcar, que representan un 2 % del consumo nacional.

En la primera importación de azúcar, Laica denunció a La Maquila Lama ante la Dirección General de Aduanas del Ministerio de Hacienda, por lo que inspectores de dicha cartera revisaron facturas y documentos de aduanas; al final se confirmó que la empresa costarricense cumple con todos los requisitos legales para importación de azúcar y por lo tanto los contenedores fueron liberados.

Sandoval también denunció la modificación de un decreto sobre la fortificación del azúcar, que se realizó a petición de Laica, “pues de una manera antojadiza están diciendo que el producto no se puede fortificar en Costa Rica y que tiene que venir fortificado desde el país de origen. Esto es una restricción más al comercio, la cual la compañía enfrenta y estamos haciendo las modificaciones para hacer la fortificación en el país de origen”.

“Ahora hablan de 'dumping', indicando que vendemos por debajo del precio que se comercializa en Brasil. Tenemos nuevamente todas las pruebas que contradicen lo indicado y lo vamos a comprobar en el descargo; compramos la tonelada al precio internacional de bolsa (precio similar al que vende Laica en el mercado internacional), pagamos 46 % de impuestos a la importación, mismos que representan el tope máximo que permite la Organización Mundial del Comercio para ese producto, y aún así sigue siendo un negocio competitivo. No daremos marcha atrás; los costarricenses tenemos derecho a la libre elección, y el sector productivo tiene derecho a competir”, agregó Sandoval.



VEA MÁS