Martes 19 de Setiembre, 2017

¿Son los colegios privados mejores que los públicos?

César Madrigal 07 de agosto, 2015 | 08:11 AM

El Ministerio de Educación Pública (MEP) dio a conocer, hace unos días, una lista en la que se coloca el ranking de los mejores colegios del país, en la cual los primeros 50 puestos los ocupan 9 colegios científicos, 8 subvencionados, y 32 privados.

Los números no mienten, de esa lista de los 50 mejores colegios, más de un 60 % son privados. Esto preocupa a muchos, pues hace creer que la educación a nivel público no es tan eficiente como a nivel privado.

Esta hipótesis no es nueva, pues de acuerdo con un estudio publicado en el 2014 por la Academia de Centroamérica, el cual analizó datos oficiales del MEP de todos los colegios públicos entre el 2000 y el 2013, más de un 80 % obtuvo nota menor a 60, mientras que a principio del presente siglo se igualaba o sobrepasaba la nota de 70.

De acuerdo con el exministro de educación, Leonardo Garnier, aunque el factor socioeconómico es influye, no es el que debe tener más peso, pues existen otra serie de aristas que influyen en la ecuación.

“No puede hacerse una comparación de este tipo, pues el sistema de educación pública alberga al 92 % de los estudiantes del país, mientras que los centros educativos privados, al resto de la población”, dijo Garnier.

Además, el Exministro mencionó que los colegios privados tienen también un proceso de selección que afecta al momento de escoger sus estudiantes, pues no solo es el dinero el que permite su ingreso, sino también el que muchos aplican exámenes de admisión para asegurarse que sus estudiantes sean los mejores.

Muchos padres de familia y ciudadanos en general culpan a los profesores, sin embargo, estos resultados no evidencian si un profesor es bueno o malo, sino que la estructura en la que trabajan los centros educativos es muy distinta.

Aunque todos manejan el mismo plan educativo del MEP, el esfuerzo que se lleva a cabo en los colegios privados para que sus estudiantes saquen buenas notas es mayor o mejor planificado que en los colegios públicos, además de que la población estudiantil ayuda en esta labor.

Garnier también mencionó que influye más el nivel cultural en el hogar y el apoyo de los padres, antes que el dinero, pues ejemplificó cómo en el caso de un joven cuyos padres hayan estudiado, puede ser apoyado por estos en las labores escolares y preocuparse más, que aquellos que tal vez solo pudieron concluir la primaria de manera exitosa.

También, se da el caso los estudiantes cuyos padres trabajan todo el día y él tiene que apoyar económicamente en el hogar mientras va concluyendo sus estudios; exigencia que no se solicita a jóvenes con un mejor estatus económico.

Por último, Garnier rescata que la población en un colegio público es más diversa que en uno privado, por tanto, los jóvenes se pueden ver influenciados por diferentes medios, los cuales pueden causar que no estudien cómo se debe u ocupen su tiempo en otras cosas.

El problema del rendimiento académico entre centros públicos y privados no es exclusivo de Costa Rica, sucede en todo el planeta, pero en todos lados hay estudiantes sobresalientes, y nuestro sistema público tiene miles de ellos.



VEA MÁS