Viernes 18 de Octubre, 2019

Dr. Mauro Fernández: Addyi: la viagra rosa

28 de agosto, 2015

Dr. Mauro Fernandez, [email protected]

[email protected]

El 2015 pasará a la historia como el año en que el mundo conoció el primer medicamento creado para modificar la respuesta sexual femenina. La flibanserina es el compuesto químico creado para aumentar el deseo sexual de la mujer.  

Este fármaco ha tenido una historia algo controversial: fue rechazado en dos oportunidades por la FDA, ente encargado de autorizar la venta de medicamentos en Estados Unidos de América. Claro, muchos grupos de activistas criticaron estos rechazos alegando razones sexistas de fondo.

En esta oportunidad, la casa farmacéutica presentó nuevas investigaciones que convencieron a los expertos de que el producto realmente puede salir al mercado. Sin embargo, el panel de asesores condicionó el apoyo a la venta del medicamento, al compromiso de informar a los médicos y a las pacientes sobre sus efectos secundarios, como somnolencia, mareos, náuseas, desmayos y descensos en la presión arterial.

Adicionalmente, se debe señalar que aquellas parejas que acostumbran tomar licor, sea un vino, un whisky o una copa de alcohol antes de tener relaciones sexuales; no podrán beneficiarse con el uso de este medicamento, ya que su interacción con el licor es peligrosa.

Se debe tener cuidado además con la interacción de Addyi con otros fármacos. Por eso, se recomienda que la paciente lleve a la consulta médica la lista de medicamentos que consume para que el médico valore si debe modificar alguna prescripción.

La importancia de este medicamento lo entendemos cuando recordamos que los problemas en el deseo sexual afecta entre un 7% y un 30% de la población femenina. La pérdida del deseo genera fuertes problemas maritales, tanto en el área sexual como en el área afectiva y de interrelación, por eso este medicamento está llamado a convertirse en un aliado,  tanto de las mujeres como también de la estabilidad de las parejas.

A diferencia de los medicamentos ideados para el varón, que actúan directamente sobre los órganos genitales, la viagra rosa, es decir Addyi, actúa directamente sobre el cerebro aumentando los niveles de dopamina y noradrenalina y disminuyendo las concentraciones de serotonina.

De forma anecdótica, los reportes mencionan que el efecto sexual de Addyi  fue descubierto por accidente cuando se hacían ensayos para su uso como antidepresivo. Recordemos que lo mismo sucedió con la viagra masculina, que inicialmente estaba ideado como un medicamento para el tratamiento de la hipertensión arterial.

A diferencia de la viagra masculina, que se toma solamente cuando se pretende tener relaciones sexuales, la flibanserina o Addyi debe tomarse diariamente para poder lograr su efecto a corto plazo.

Muchas autoridades mundiales se muestran escépticas sobre los alcances de este nuevo medicamento. Sin embargo, también son muchos los expertos que tienen la esperanza de que este fármaco cambie de manera radical el manejo de la mujer con problemas en el deseo sexual.

Su salida al mercado está programada para inicios del 2016 y su venta -al menos en principio- será bajo prescripción médica estricta, bajo el entendido de que se requiere de una valoración individualizada e integral y para que sea el médico quien dictamine si está indicado su uso.


VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR