Miércoles 22 de Noviembre, 2017

Proyecto Hidroeléctrico Reventazón apela por la conservación

El Proyecto Hidroeléctrico Reventazón actualmente está en un 80% de su construcción y se espera se inaugure durante el primer trimestre del año 2015. Este se encuentra ubicado en Siquirres, sin embargo, una parte se estructuró en una zona de paso, la cual es utilizada por varias especies, entre ellas el jaguar, para migrar entre áreas boscosas, donde habita y caza.

juan Diego Villalobos20 de octubre, 2014 | 08:04 PM

El Proyecto Hidroeléctrico Reventazón actualmente está en un 80% de su construcción y se espera se inaugure durante el primer trimestre del año 2015. Este se encuentra ubicado en Siquirres, sin embargo, una parte se estructuró en una zona de paso, la cual es utilizada por varias especies, entre ellas el jaguar, para migrar entre áreas boscosas, donde habita y caza.

Por ello, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) junto al desarrollo de la planta, también desarrolló una vigilancia vía cámaras trampa, que monitorean la actividad de está especie de felino, el cual es el más grande de toda la región centroamericana, con el fin de protegerlo y garantizar el intercambio genético y biológico entre la cordillera Volcánica Central y la de Talamanca.

“Dentro de todas las actividades que tiene el proyecto, está el tema ambiental. Básicamente, estamos explicando lo que estamos haciendo para la conservación de la ruta del jaguar, que se ve impactada por el Proyecto Reventazón”, dijo Alexander Solís, director de la unidad constructora de ese proyecto.

Entre parte de las acciones que desarrolla este proyecto, se encuentra el análisis genético, el monitoreo de los felinos, y evitar que entren en zonas agrícolas y que sean cazados por los ganaderos.

“Estamos con una iniciativa de conservación de la vida silvestre de la mano de desarrollo de infraestructura hidroeléctrica. Para ello y apoyados con una cooperación técnica financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo, nos hemos hecho asesorar de Panthera, que es una asociación internacional especializada en felinos y lo que tratamos de hacer es monitorear las rutas de paso del jaguar y sus presas, en un sector que hemos señalado como prioritario que está en la cola del embalse”, afirmó Allan Retana, especialista en Gestión Ambiental del Proyecto.

La vigilancia de las cámaras busca garantizar que el movimiento de los felinos se dé a pesar del desarrollo y puesta en marcha de la planta hidroeléctrica.

“El eventual efecto barrera que creará el embalse provocará una migración o un desplazamiento de estas especies; para ello, hemos colocado más de 125 estaciones con cámaras trampa, de tal manera que podamos visualizar y monitorear en tiempo real el movimiento de estas especies de vida silvestre, para tratar de identificar los hábitats, las preferencias de la condición ecológica, sus hábitos de alimentación y ecosistemas, y poner medidas en pro de la conservación; por ejemplo, educación ambiental en los centros educativos de la zona, el pago por servicios ambientales a las personas que posean bosque y zonas de protección, con capacitaciones con los ganaderos”, aseguró Retana.

La inversión hasta el momento va cercana a los 400 mil dólares; sin embargo, esa cifra aún no es exacta y tenderá a subir. Las cámaras pueden ser monitoreadas por personas que tengan dispositivos móviles con sistema ios, mediante la aplicación Real Time Wildlife, además, se está analizando programarla para Android. Permite recibir fotografías de las especies que transitan por el corredor, conocer los datos de la especie y de la fotografía, además de información del proyecto Reventazón y de la fundación Panthera.

 



VEA MÁS