Martes 18 de Diciembre, 2018

Conozca más sobre la leche vegetal

Purificación León. EFE-REPORTAJES.-16 de noviembre, 2015 | 01:40 PM

Las de soja, avena o arroz son algunas de las opciones disponibles. Pero, ¿sabe cuál es la más adecuada para usted? Un especialista nos detalla las propiedades nutricionales y las contraindicaciones de las conocidas como “leches” vegetales más consumidas.
 
Son de color blanco y tienen usos culinarios similares a los de la leche de vaca, por lo que se conocen coloquialmente como leches vegetales. Aunque estrictamente no se les puede denominar “leche”, pues esta es una sustancia de origen animal.  
 
Los productos lácteos nos aportan proteínas y calcio, por lo tanto, son parte de una dieta saludable, señalan los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.  
 
Intolerancia a la leche animal  
 
No obstante, algunas personas se ven obligadas a prescindir de la leche debido a problemas de salud como la intolerancia a la lactosa. Otras, en cambio, deciden sustituir la leche por bebidas vegetales como una opción personal.
 
A la hora de elegir entre la amplia gama de bebidas vegetales disponibles, Francisco Fernández-Guisasola, presidente de la Sección Colegial de Médicos Acupuntores, Homeópatas y Naturistas del Ilustre Colegio de Médicos  de Asturias (norte de España), recomienda consultar a un médico cuál es la más adecuada para sus circunstancias.  
 
En este sentido, recalca que algunas llevan gluten, otras no son aptas para alérgicos a los frutos secos, etc. Además, el especialista señala que, como ocurre con el resto de alimentos, hay que acudir a establecimientos y marcas registradas y controladas.
 
Fernández-Guisasola indica que, entre las bebidas vegetales, la de soja es una de las más nutritivas. “Aporta proteínas de alto valor biológico, no contiene gluten y es de fácil asimilación. Tiene hidratos de carbono sin lactosa y grasas no saturadas”, señala.  
 
“También aporta lecitina, isoflavonas, vitamina A, hierro, folatos, vitamina B12, potasio, magnesio y calcio, aunque este último en poca cantidad si no se trata de una bebida de soja enriquecida con calcio”, apunta.
 
La lecitina y las isoflavonas son dos componentes de la bebida de soja a los que se atribuyen distintas propiedades para la salud.  
 
Así, el doctor Fernández-Guisasola explica que la lecitina “disminuye y mantiene los niveles de colesterol y regula considerablemente los triglicéridos, con lo que ayuda a la eliminación de depósitos de grasa en las arterias y es útil en caso de problemas circulatorios. También, disminuye la absorción de grasas en el aparato digestivo y, de este modo, favorece la digestión, protege al hígado y a la vesícula biliar”, describe.  
 
“A la lecitina también se le atribuye la cualidad de ayudar a elevar los niveles de memoria y capacidad cognitiva, así como a reducir el estrés y el agotamiento mental y físico”, añade.
 
Lecha de almendras, pocas calorías  
 
Las isoflavonas, por su parte, “son fitoestrógenos, es decir, sustancias vegetales con actividad estrogénica”, señala.  
 
Asimismo, el facultativo explica que se trata de “polifenoles que, además de actuar a nivel hormonal femenino, ayudarían a mejorar la circulación, disminuir la osteoporosis y modular las hiperlipidemias e, incluso, las hiperglucemias”.
 
Por todo ello, el doctor Fernández-Guisasola indica que la bebida de soja es especialmente recomendable para los intolerantes a la lactosa, las mujeres en la menopausia, las personas con obesidad, con niveles altos de colesterol o triglicéridos, para casos de hiperglucemia y  
para quienes padecen determinados problemas circulatorios.
 
En cambio, los niños menores de cinco años, las embarazadas y algunas mujeres con  antecedentes o riesgo de cáncer de mama no deberían tomar bebida de soja.
 
Otra de las bebidas vegetales más habituales es la de almendras. “Apenas contiene proteínas y tiene muy pocos hidratos de carbono. Aporta, fundamentalmente, ácidos grasos poliinsaturados, pero también minerales (pues es rica en zinc aunque pobre en calcio) y  vitaminas, sobre todo E, D y algo de B12. Además, tiene ácido oleico”, detalla el especialista.
 
La de almendras es una bebida con pocas calorías, por lo que el doctor Fernández-Guisasola la considera adecuada para tomar entre horas. Asimismo, afirma que es útil en algunas dietas de adelgazamiento y, debido a su contenido en ácidos grasos insaturados, también lo es para las personas con el colesterol alto. En cambio, “está prohibida para quienes tienen alergia a los frutos secos”, destaca.

La bebida de arroz está compuesta principalmente de hidratos de carbono y grasas no saturadas, aunque estas últimas están presentes en menor cantidad que en otras bebidas vegetales. Prácticamente, carece de proteínas, y es pobre en vitaminas y minerales,


 
Por su parte, la bebida de arroz está compuesta principalmente de hidratos de carbono y grasas no saturadas, aunque estas últimas están presentes en menor cantidad que en otras bebidas vegetales. “Prácticamente carece de proteínas y es pobre en vitaminas y minerales, aunque tiene algo de fósforo, magnesio, cobre, hierro, manganeso y selenio”, expone.
 
Una peculiaridad de la bebida de arroz es que hay arsénico en su composición. En este sentido, el doctor Fernández-Guisasola aclara que muchos alimentos contienen esta sustancia, pero afirma que el arroz puede tener más arsénico que otros alimentos.  
 
“Sin embargo, la cantidad sigue siendo muy pequeña y, consumida con moderación, la bebida de arroz no debería ocasionar problemas de salud”, subraya.
 
No obstante, el experto precisa que la de arroz es la bebida vegetal más hipoalergénica “por lo que es una alternativa para intolerantes a la lactosa y alérgicos a la caseína, a los frutos rojos o a la soja. Además, por su contenido en magnesio, cobre y hierro puede ser interesante para personas con tendencia anémica”, detalla.
 
Por el contrario, advierte de que, “al ser rica en azúcar y con un índice glucémico alto, no está indicada en diabéticos ni en dietas de adelgazamiento. Debido a su contenido en arsénico, tampoco se recomienda que la tomen los niños pequeños”.
 
Entre las bebidas vegetales, otra opción es la de avena. Según explica el doctor Fernández-Guisasola, “apenas tiene proteínas pero sí contiene hidratos de carbono y casi la misma cantidad de grasa que la leche de vaca semidesnatada, aunque se trata de grasas insaturadas, ya que es rica en omega 3, y no tiene colesterol”.
 
El facultativo comenta que esta es la bebida vegetal “con más alto contenido en fibra. También tiene hierro, manganeso, potasio, fósforo y vitaminas A, B, E y ácido fólico”. En este sentido, señala que, por su aporte de fibra, la bebida de avena sería la más indicada para personas con estreñimiento. No obstante, “contiene gluten, por lo que no está indicada en celiacos”, precisa.  

 

 



VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR