Martes 18 de Diciembre, 2018

Costa Rica podría pasarse a sistema parlamentario

Cristian Leandro19 de noviembre, 2014 | 06:00 AM

Diputados de distintas fracciones políticas analizan la urgencia de un nuevo intento para reformar el reglamento de procedimiento legislativo y, además, la conveniencia para que la Asamblea Legislativa pase a ser un sistema parlamentario.

El análisis para una transformación de todo el sistema político en Costa Rica se analizó el fin de semana pasado en la Comisión de Reforma del Estado, en la propia sede legislativa.

La intención del intercambio de opiniones surgió a raíz de la publicación del XX Informe del Estado de la Nación (IEN) la semana anterior.

En las legislaturas ubicadas en los Gobiernos de los últimos 20 años –1994 a 2014 –, se ha visto una mayor presencia de partidos políticos en la Asamblea Legislativa. De ahí que surgiera la interrogante alrededor de un nuevo intento para cambiar el sistema electoral que llevaría al país a un sistema parlamentario.

 

Intención política

 

En la Comisión Legislativa, el viernes anterior, surgieron los dos temas y se analizó la vialidad política que entra en discusión en la actual Administración.

Mario Redondo, diputado del Partido Alianza Demócrata Cristiana y expresidente del Congreso, informó que el viernes anterior se dieron las primeras conversaciones sobre ambos temas.

Redondo sostiene que existe suficiente madurez política para que el país pase a un sistema parlamentario, por eso, el tema fue valorado como una posibilidad en el mediano plazo.

“Los problemas de gobernabilidad se podrían solucionar bajo un sistema parlamentario, donde las alianzas son de carácter nacional y programático no partidario. Considero que estamos en el mejor momento para dar esa transformación”, explicó Redondo.

Rolando González, diputado de Liberación Nacional, coincide con Redondo en cuanto a la madurez nacional; sin embargo, sostiene que el modelo presidencialista aún está arraigado en el política nacional.

González asegura que el mayor reto para dar el salto al sistema parlamentario es lograr el apoyo de las agrupaciones políticas, lo cual ve difícil, porque dicho salto significa una pérdida de cuota de poder.

“Pasar al sistema parlamentario es un paso inteligente, conveniente y acorde con nuestros tiempos. Falta tiempo para ver cómo se fraguan los nuevos liderazgos políticos. Aún el sistema presidencialista está arraigado en varios sectores políticos, empresariales y académicos”, señaló González.

 

Reglamento o parlamento

 

Steffan Gómez, investigador del Estado de la Nación, considera que el país no posee todavía la capacidad de “digerir” un reforma electoral que dé paso al sistema parlamentario.

A su criterio, el sistema político nacional tiene como principal reto una reforma completa al reglamento de procedimiento de la Asamblea Legislativa, proceso que daría el primer paso al sistema semiparlamentario.

“Es difícil en estos momentos que la clase política logre una reforma electoral de este tamaño. Considero que un paso importante es la reforma al Reglamento Legislativo que destrabe todo el sistema de votación de proyectos de ley”, explicó Gómez.

Investigar considera que el país difícilmente logre aceptar una reforma donde el Presidente deje de ser electo popularmente.

“No veo a Costa Rica donde un parlamento elija un Presidente o Primer Ministro. Sin embargo, una reforma puntual del reglamento daría ese salto para transformación profunda a futuro”, concluyó Gómez.

Mario Redondo y Rolando González consideran que un cambio sustancial en el procedimiento legislativo provocaría una mayor y mejor dinámica en cuanto al establecimiento de pactos políticos.

Sin embargo, Redondo fue más crítico al indicar que el tortuguismo legislativo se debe más que todo a la calidad de los diputados y no al crecimiento del multipartidismo.

Para el investigador del IEN, Steffan Gómez, la gran interrogante queda si existe voluntad política para que se dé la reforma al reglamento.

De ahí que muchos de los jefes de fracción estarían de acuerdo en arrancar una discusión, empero, ninguno visualiza que esta sea en la actual Administración.



VEA MÁS