Domingo 22 de Abril, 2018

“Súper Moderno” engalana las paredes del museo

Michael Castillo Sandí21 de diciembre, 2014 | 11:08 AM

Este diciembre, Joaquín Rodríguez del Paso se vistió de modernidad, con el resumen de sus obras en sus 30 años de trayectoria, tanto los por diversos museos del país como a nivel internacional. En el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC), este artista destaca la crónica entre dos polos: el que emite el discurso y quien lo consume, con su obra “Súper Moderno”.

“Esta es la muestra más ambiciosa que he realizado a nivel individual, porque el museo comprende 900 metros cuadrados, por lo que no es cualquiera el que pueda llenar esa capacidad con una obra. Hemos recurrido a creaciones de mucho tiempo atrás, es una muestra que no quiere manifestar retrospectiva, pero naturalmente se manifiesta, por lo que no se puede escapar ante esa manifestación. Sin embargo, realicé obra nueva con el propósito de complementar la exposición”, indicó Rodríguez del Paso.

El artista agregó que el nombre de la obra cuenta con un significado un tanto irónico.

“Tiene el significado irónico, el de 'Súper Moderno', que es un término que se ha manoseado, porque decir moderno significa que se está actual, al día, pero lo moderno se acabó en la década de los 50, cuando se entró en otro paradigma.

Por otro lado, sociológicamente hablando, existe un término que se llama la hipermodernidad, que es un tema que trata la obra mía, donde se rinde un culto al hedonismo, al individualismo, a tener a la persona como el protagonista de la sociedad”, expresó.

Esta exposición, según Rodríguez, trata de evidenciar el tema de la felicidad, donde se han puesto los recursos materiales para llenar ese estado del ser humano, mientras se deja de lado muchos valores.

Además, con sus creaciones transmite la ironía ecológica en la rutina del país, ya que se desea ser ecológico, sin embargo, no se deja de utilizar el vehículo que se tiene en la casa.

Asimismo, en esta obra, el artista no quiere escenificar la crítica, sino la crónica ante la dependencia que se tiene con una cultura norteamericana.

“Somos muy dependientes cultural y económicamente de los Estados Unidos, por lo que estamos avasallados por la influencia norteamericana, y eso se evidencia en la muestra que está en el museo”, argumentó Rodríguez.

Por su parte, María José Chavarría, la curadora de la muestra del MADC, coincidió con el artista en la percepción de dominio de la nación estadounidense para con los pueblos de la región centroamericana dentro de su obra.

“Dentro de la exploración de los nexos de poder hilvanados entre los países latinoamericanos y centroamericanos con potencias hegemónicas especialmente con Estados Unidos, surge una serie de dinámicas de dependencia, vinculadas en algunos casos al tema de explotación turística del país y las correspondencias amo-sirviente, a partir de una especie de identidad asumida desde lo propio ante el ojo extranjero”, explicó.

La obra se mantendrá en el museo hasta febrero, en un horario de lunes a sábado de 9:30 a.m. a 5:00 p.m.



VEA MÁS