Viernes 24 de Noviembre, 2017

Perro o gato: ¿Cuál es más listo?

Daniel Galilea / EFE18 de agosto, 2017 | 04:13 AM

Para los dueños de perros, sus mascotas son sin duda más inteligentes, cariñosas y útiles y los mejores amigos, como afirma la tradición. En cambio para los poseedores de un gato, su animal de compañía es claramente superior a cualquier otro, en todos los aspectos.
 
Al igual que sucede con los seguidores incondicionales de un determinado equipo de fútbol, los defensores de estos a menudo son bandos irreconciliables, que tienden a ensalzar y ver solo las virtudes de sus favoritos.
 
Pero, ¿qué dice la ciencia sobre las cualidades intelectuales de esos populares seres cubiertos de pelos y garras, y suaves al tacto, que se comunican respectivamente maullando o ladrando?

Lea: Dueña de 180 pericos enseña cómo cuidarlos

Los perros son más inteligentes, en tanto que los gatos cuentan con sentidos más desarrollados y son más ecológicos, de acuerdo a un estudio de la evidencia científica disponible sobre la inteligencia de las mascotas favoritas del ser humano, elaborado por la revista británica de investigación New Scientist.  
 
Según la autora del informe, Kate Douglas, en las pruebas se evaluaron 11 categorías, como la resolución de problemas, la actividad cerebral, el afecto demostrado, la popularidad entre los humanos, el entendimiento de instrucciones, la comunicación mediante sonidos, la adaptabilidad a diferentes entornos y la capacidad de ser domesticados.  

Los gatos son más independientes y despiertos, señalan sus dueños.

De acuerdo con las revelaciones, los canes fueron superiores en seis de esos apartados y los gatos en cinco de ellas.
 
¿Quién es el mejor y en qué aspectos? Según la indagación, los perros aventajan a los gatos en cuanto a domesticación, lazos afectivos, entendimiento, resolución de problemas, adaptabilidad y utilidad, mientras que los gatos están mejor dotados en cuanto a cerebro, popularidad, vocalización, supersentidos y además son más ecológicos.
 
Aunque es muy difícil comparar a dos especies tan distintas como los felinos y los caninos, para realizar sus investigaciones los científicos señalaron a cada especie como un todo y la trataron en términos de promedios y tendencias, con el objetivo de cuantificar sus características y medir las habilidades y la capacidad de aprendizaje e interacción de cada grupo animal.
 
De acuerdo a New Scientist, los gatos ganan en cuanto a capacidad cerebral de procesar la información ya que tienen 300 millones de neuronas y los perros 160 millones de neuronas.

Los perros son más inteligentes, hasta caminan en dos patas.

En cuanto a la domesticación, vencen los perros, que podrían haber sido domesticados hace 16.000 años, en tanto que los gatos están en nuestras casas desde hace solo 9.500 años.
 
En lo que respecta a la capacidad de afecto, el nexo entre un amo y su perro puede ser tan próximo como el de un padre y su hijo; en cambio al gato le gusta tener su propio "espacio" e independencia, porque es un animal solitario por naturaleza.
 
Sobre la popularidad, la cual ha sido medida en términos de cuánta gente posee una u otra mascota, el gato (hay 204 millones de gatos de compañía) aventaja al perro (se calcula que existen 173 millones de estos animales en los 10 países donde son más populares los perros).
 
Según el informe, el perro entiende mejor, ya que es capaz de seguir gestos humanos, como un dedo que apunta en dirección a un alimento, y si bien el gato  puede entender ciertos gestos humanos no es tan ‘listo’ a la hora de encontrar un objeto siguiendo las señales de su amo.
 



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Fernando (22/08/2017)

Los dos son bonitos e inteligentes, sin embargo me decanto por los perros aunque su mantenimiento es más de cuidado. Lo de gatos ecológicos no es tan cierto, ya que se les considera asesinos natos, y causan muchas muertes a otras especies.

Carlos (18/08/2017)

El gato es más listo: No le interesa estar buscando las cosas de otro, el cual por cierto, tampoco considera como el amo.