Lunes 26 de Junio, 2017

Expertos: Canal seco es una oportunidad de desarrollo para el país

El anuncio de la construcción de un canal seco interoceánico en el territorio nacional aviva las esperanzas de miles de costarricenses, pues de acuerdo con los expertos, una obra de esta magnitud representa una oportunidad única de desarrollo económico para el país.

Y es que desde el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) aseguraron que con esta obra se crearán más de 80.000 empleos, además de las divisas que se generarán por la actividad económica.

Al menos, esa es la opinión de expertos en el área de infraestructura, como las autoridades del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA) y la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC).

Lea: Gobierno anuncia multimillonario canal seco en el país

Por ejemplo, Olman Vargas, presidente del CFIA, aseguró que este proyecto representa una opción para que los habitantes de sitios como La Cruz y otras comunidades de la Zona Norte del país puedan encontrar nuevas fuentes de trabajo.

“Es una alternativa importante, no para competir con el Canal de Panamá, sino para absorber aquello con lo que este no da abasto, por lo que es una obra importante en todo lo que es la condición norte del país para desarrollarlas”, dijo.

Aseguró que, al tratarse de un megaproyecto, es una obra de dimensiones importantes, pero con un costo muy elevado, el cual el país no puede darse el lujo de pagar, por lo que la figura de la concesión como se desea hacer es una posibilidad importante.

Randall Murillo del CCC aseguró que este tipo de iniciativa es necesario para el desarrollo del país.

Una opinión muy semejante fue expresada por Randall Murillo, director ejecutivo de la CCC, quien no pudo ocultar su optimismo por el proyecto, mientras exclamaba que “esas son de las noticias que quisiera oír con más frecuencia en tono con la proyección que Costa Rica debe tener de pensar en grande”.

“Hay que pensar en el desarrollo y en competitividad, un proyecto de esta naturaleza nos pone en el mapa en una dimensión diferente, por un lado, se viene el tema de competitividad país que se rescataría y por el otro el tema del desarrollo”, analizó.

El proyecto del canal seco representa la creación de 80.000 nuevos empleos.

Al mismo tiempo, explicó que cualquier proyecto de construcción genera una dinámica de bienestar, riqueza, empleo y actividades económicas que rodean las obras.

“Esto generará en todas las zonas de influencia un dinamismo económico, no solo dando empleo a muchísimas personas, sino por otro con actividades de desarrollo alrededor de estos como ciudades nuevas, comercios y actividades industriales”, dijo.

Ambos expertos fueron claros en que lo dicho por Carlos Villalta, jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) con respecto a que este es el proyecto más ambicioso del país es cierto y que traerá grandes beneficios.

¿Qué es el canal seco interoceánico?

Es una iniciativa que se viene planeando desde 1987 por el arquitecto e ingeniero costarricense Óscar Hütt Gil, quien en ese año la presentó por primera vez.

El proyecto ha sido retomado ahora por el grupo “Canal Seco de Costa Rica (Cansec), el cual plantea la construcción de una carretera de 315 kilómetros de longitud, la cual unirá los puertos del Caribe con los del Pacífico en Guanacaste.

Dicha carretera, será de 10 carriles en total, de los cuales cada sentido contará con 4 carriles para camiones de carga y tráileres y el quinto sería una vía férrea, también dedicada al transporte de carga.

Olman Vargas del CFIA aseguró que la iniciativa es muy ambiciosa.

El proyecto se presenta como una alternativa para todas aquellas embarcaciones de carga que no pueden pasar por el Canal de Panamá por su tamaño o bien porque necesitan una opción más rápida.

La creación del canal seco interoceánico, tendría un valor de $16 mil millones, es decir, ¢8.960 millones, el cual irá desde Guanacaste hasta Limón y tomaría en cuenta tres puertos entre otros puntos de vital importancia.

Al mismo tiempo, los tres puertos que se incluirán en el proyecto son el de Parismina en la costa del Caribe, otro en San Carlos de Alajuela y uno más en Santa Elena en el cantón de La Cruz de Guanacaste.

La construcción tardaría 5 años, durante el primero se llevarán a cabo los estudios de viabilidad para demostrar que la iniciativa es realizable. Otros 18 meses se durará en otorgar la concesión para luego dar inicio a la construcción.

“Este es el proyecto más grande, ambicioso y moderno de Costa Rica, la creación de este no solo representaría la inversión más alta del país, sino que el impacto sería casi igual al del Canal de Panamá, creando alrededor de 80 mil empleos tanto directos como indirectos”, dijo Villalta durante la presentación.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Marino Hernandez calvo (10/01/2017)

Más vale tarde que nunca. Adelante