Viernes 21 de Julio, 2017

¡Cuidado! Si entra en contacto con heces de mascotas esto tiene que hacer

Ricardo Goncebat / EFE 14 de julio, 2017 | 04:13 AM

El parásito toxocara canis, muy común en los perros produce la toxocariosis y cuando las larvas llegan al cuerpo humano ocasionan la enfermedad conocida como “larva migratoria”, que afecta órganos como el hígado y los pulmones, generando asma alérgica y afecciones hepáticas.

Así que tenga mucho cuidado y trate de no tocar heces de sus mascotas. Pero la doctora Laurel Redefer, de la Universidad de Pennsylvania dijo que las palomas, loros y otras aves trasmiten la psitacosis, una zoonosis que se contagia al inhalar polvos de heces o plumas de pájaros y entre cuyos síntomas figuran la conjuntivitis, diarreas, sinusitis, debilidad e hinchazón del vientre.

Lea: ¿Qué hacer en caso de mordeduras de perros?

“En el caso del primero las larvas atraviesan la pared intestinal y se distribuyen por el organismo, deteniéndose sobre todo en el hígado y los pulmones, donde forman un quiste hidatídico. La dolencia se manifiesta cuando los quistes, con más embriones del parásito, crecen y presionan las zonas adyacentes.
          
Y la leptospirosis se contagia a través de la orina de los canes, causando anemia e ictericia, y destruyendo los glóbulos rojos. El hombre puede contaminarse a través de las mucosas bucal, nasal, conjuntival o de las heridas de la piel. Esta dolencia puede causar fiebre, dolor de cabeza, conjuntivitis, náuseas y vómitos”, agregó.

Para prevenir los contagios zoonótico se aconseja recordar que en los parques, calles y plazas suelen abundar los excrementos de canes abandonados, que son un riesgo sobre todo para los niños que juegan con la tierra o la arena.
    
Evite que los animales le pasen la lengua por su cara y enséñeles a que se laven las manos después de tocar un animal.
     
Para prevenir las zoonosis también es útil evitar el contacto de la mascota con animales desconocidos o que huela o coma restos de la calle, y procúrele un ambiente limpio e higiene regular, para minimizar el riesgo de contagio.

También hay que llevar periódicamente al animal al veterinario, analizar sus heces una o dos veces al año, para detectar parásitos y observar sus deposiciones en busca de formas sospechosas.     



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR