Miércoles 20 de Noviembre, 2019
César Madrigal 20 de diciembre, 2016 | 12:01 AM

Guardaparques tendrán que ser cobradores a partir de enero

Los guardaparques del Parque Nacional Manuel Antonio se encuentran indignados, pues a partir de enero de 2017 no solo deberán velar por las especies naturales en ese recinto, sino también por el dinero que se recaude de las entradas.

Esta situación les preocupa sobremanera, en especial por su seguridad, debido a que no solo serán vigilantes, sino también cobradores de todos aquellos que visiten el parque y tendrán que encargarse de depositar las ganancias del día.

Así lo expresó Roberto Molina, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Ministerio del Ambiente (Sitraminae), quien aseguró que con esto se ve expuesta la humanidad de quienes laboran en dicho centro.

Lea: Video: Así está "Kivú" en su nueva casa

“CoopeAlianza era la que estaba cobrando la venta de tiquetes en el Parque Nacional Manuel Antonio, ahora, no se presentó el contrato a tiempo este año, por lo que el Ministerio quiere que lo hagamos nosotros”, exclamó.

Según dijo, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) han informado que ellos deben llevar a cabo la actividad, pero no quieren invertir en medidas de seguridad.

“Quieren que le cobremos a las más de 3 mil personas que llegan en temporada alta, además de tener que encargarnos de los depósitos de los casi ¢25 millones por día que se recaudan sin seguridad para nosotros”, declaró.

Los guardaparques ahora deberán cuidar el dinero, además de la vida silvestre.

Asegura que enviaron a las autoridades del Minae y el Sinac una nota en que les expresan su disconformidad por la situación que se avecina, en especial porque pueden ser víctimas de agresiones o asaltos.

“Esto es muy peligroso, si eso va a ser así, tienen que meter camiones remeseros, cosa que no quieren pagar porque dicen que es muy caro, además de que tienen que poner cámaras y seguridad privada”, señaló.

Insistió en que, lamentablemente, Manuel Antonio es un sitio que poco a poco se ha ido viendo influenciado por el hampa y que, en la actualidad, por cantidades mucho menores se han dado crímenes violentos.

En temporada alta se recolectan entre ¢18 millones y ¢25 millones diarios.

“Muy bonito poner a cobrar a los funcionarios, sin ninguna garantía ni protección, van a ser cobradores, arriesgando la vida y con solo alguien que diga que ya va saliendo el carro con el dinero es un riesgo”, aclaró.

Otra de las normas que en apariencia se les informó es que los depósitos deben hacerse en las noches en la sucursal del banco de la localidad, cuando ellos cuentan con protección mínima en realidad.

Lo que más les preocupa es que no se ha dado la orden por escrito, sino solo de manera verbal, por lo que se puede prestar para situaciones anormales y que luego, si algo sale mal, las autoridades podrían lavarse las manos.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR