Domingo 17 de Diciembre, 2017

Olfato de los perros detecta enfermedades

Diana Mendoza / EFE 10 de agosto, 2017 | 04:12 AM

No solo son los más fieles amigos del hombre. Ellos alertan sobre avalanchas, sismos, detectan drogas y explosivos, ayudan a los discapacitados y rescatan vidas, pero mejor aún el “canis lupus familiaris” puede detectar a través del olfato diversas enfermedades humanas e incluso su posible potencial para rastrear cáncer.

Un grupo de investigadores del Departamento de Medicina Clínica Veterinaria de la universidad de Cambridge, entre ellos la doctora Barbara Sommerville, realizó estudios con diferentes razas caninas (labrador, retriever y pastor alemán).

Lea: Video: ¡Esto sí es amor! Perros acompañan a dueño hasta el hospital tras accidente

El análisis consistió en percibir la diferencia entre pruebas de orina de personas con cáncer y otras de gente saludable, un revolucionario método para el conocimiento temprano de este mal. El inicio de esta investigación se demoró cuatro años debido a la necesidad de recolectar fondos.

"Si hay algún cambio consistente en el olor, los perros podrían detectarlo. De eso no hay duda”, señaló la doctora Sommerville. Hasta entonces la detección de cáncer de próstata era una ciencia inexacta debido a que algunos exámenes brindaban algunos falsos positivos y otros falsos negativos.

Por su parte, el médico dermatólogo norteamericano, Armand Cognetta, condujo ya en la década pasada su propio experimento para determinar si los melanomas emiten un olor propio que no los hallan los humanos, pero sí los canes.

Para ello buscó la ayuda del entrenador Duane Pickel, quien sostiene que un perro puede ser entrenado para encontrar “todo lo que uno quiera”. El entrenamiento fue realizado con “George”, el perro experto en explosivos, y este acertó al hallar melanoma en uno de los 10 huecos de una caja.

Posteriormente y durante un período de 10 meses, un total de siete pacientes aceptó ser olfateado por "George" para la búsqueda de cáncer en la piel y cuatro de ellos resultaron con sospecha de melanoma.

Según algunos estudiosos, tal vez el secreto de la sensibilidad canina para detectar enfermedades radique en el estrecho vínculo entre humanos y canes que data de milenios.

Asimismo, mientras el hocico de un perro tiene sobre 220 millones de células asociadas con el sentido del olfato, el Homo Sapiens tiene solo cinco millones... Tal vez por ello su alta capacidad para advertir a diabéticos o epilépticos de un inminente peligro y de no tranquilizarse hasta que la amenaza desaparezca, como sostienen diversos estudios.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR