Martes 19 de Setiembre, 2017

Buzo del ICE que construyó arrecife: Fue una experiencia enriquecedora

Sharon Cascante26 de febrero, 2017 | 08:42 AM

Ocho buzos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) construyeron un arrecife artificial en Playa Hermosa en Guanacaste, el cual hicieron con aisladores de desecho de la red eléctrica.

Bastaron dos inmersiones para que los experimentados funcionarios instalaran las 52 estructuras, incluso, ya se observan peces pequeños posicionados sobre el arrecife.

Lea: Video: Mujer revive a mono electrocutado en Guanacaste

Las estructuras se colocaron entre diciembre de 2016 y enero de este año, a una profundidad de ocho a nueve metros, se armó una línea de 8 metros de largo con piezas entrelazadas utilizando material de desecho.

Sobre estas estructuras deben adherirse algas en forma natural para que se instalen pólipos o semillas de coral que luego crecerán.

Ocho buzos fueron quienes lo colocaron en el mar, entre ellos José Guillermo.

La idea de este proyecto es contribuir con la protección de estos ecosistemas que son seriamente amenazados a nivel mundial.

Antes de realizar la colocación de la estructura, hicieron una investigación y pruebas de laboratorio que garantizaran que los materiales utilizados no generarían ningún desprendimiento contaminante.

José Guillermo Ortiz, tiene 23 años siendo buzo, él contó que ellos se preparan en tierra con una especie de simulacro.

Allí deciden cómo trabajarán bajo el agua, qué colocarán primero, y cómo lo irán haciendo; al tener todo coordinado proceden con las inmersiones.

Las estructuras fueron creadas con piezas reciclables.

“Para nosotros es nuevo el trabajo, hemos hecho infinidades de trabajos de otra índole, de otras actividades, pero en este nos llamaron a la confección de un trabajo nuevo que el ICE está haciendo por primera vez.

Es un trabajo nuevo para nosotros, se nos da la logística, se explica el trabajo que hay que hacer, eso lo organizamos fuera del agua, hacemos un simulacro de lo que vamos a trabajar fuera del agua”, dijo.

Ellos diseñan y marcan lo que harán dentro del agua, para guiarse conforme lo practicado en tierra.

Los buzos se dedican a dar mantenimiento a las plantas Arenal, Dengo y Sandillal en cuanto a las estructuras sumergidas.

Arrecifes

Los arrecifes son ecosistemas que albergan el 25% de las especies marinas de los océanos y son estructuras fundamentales en su reproducción.

Según el Ministerio de Ambiente y Energía, el 97% de nuestros arrecifes muestra algún grado de deterioro.



El grupo participó en la electrificación de Isla Calero, donde metieron cable sumergido, al igual que con Isla Chira, luego del terremoto de Nicoya, entre otros.

“El arrecife para nosotros fue un reto, y en realidad no era tan difícil, igual a otros, había que respetar las medidas de seguridad”, dijo.

Para Ortiíz fue “una experiencia enriquecedora”, pues están colaborando con la naturaleza en recuperar algo que se está perdiendo dentro del mar.

“Todos los días se aprende algo nuevo, nunca deja uno de aprender. Son experiencias bonitas que va teniendo uno para seguir adelante y transmitir los conocimientos a los nuevos compañeros”, mencionó.

“El mensaje más enriquecedor es que sí se puede colaborar con el medio ambiente, sí se puede mejorar la vida de este mundo que nosotros como seres humanos lo hemos echado a perder, con las diferentes actitudes de contaminación”, agregó.

La planificación de los buzos se da en tierra, incluso ensayan lo que harán.

Para Ortiz, hacer este arrecife es un mensaje de que se debe cuidar el medio ambiente y contribuir con las organizaciones que están interesadas con que la situación mejore.

Desde este mes, realizarán una inmersión mensual durante 6 meses, como parte de la etapa de investigación del plan, con la intención de documentar y evaluar los resultados.

Si son positivos continuarán con la instalación del arrecife, que se proyecta con una altura de 1.3 metros a una profundidad de entre 8 y 10 metros.

De completarse el arrecife, se adelantaría el ciclo evolutivo del ecosistema marítimo de la zona entre 100 y 150 años, tomando en consideración que el coral crece aproximadamente un centímetro por año.

*© Fotografías propiedad del ICE.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR