Sábado 17 de Noviembre, 2018

Diego Calvo pasó de jugar en Estados Unidos a hacerlo con Jicaral

Geovanny Segura 11 de enero, 2018 | 12:12 PM

El equipo de Jicaral Sercoba, el cual milita en la Liga de Ascenso de nuestro país, sorprendió a propios y extraños al anunciar su nuevo fichaje para el Torneo de Clausura 2018.

Se trata del volante Diego Calvo, quien es reconocido por pasar por los dos equipos más importantes de Costa Rica y, tras un breve paso por una liga inferior a la MLS de Estados Unidos, regresó al país.

Lea: ¡Fuera! Malas noticias para Keylor Navas

El anuncio lo hicieron este miércoles por la noche a través de su perfil de Facebook y generó alegría en los seguidores del conjunto jicaraleño.

 

Calvo comenzó su carrera en Liga Deportiva Alajuelense, de ahí partió al Valerenga de Noruega y al Gotemborg de Suecia.

Regresó a la Liga, pero salió nuevamente y en el 2016 firmó con el Saprissa, donde estuvo un año y se fue sin pena ni gloria.

Calvo se fue al Cartaginés y a Pérez Zeledón, pero no tuvo mayor éxito y partió a Estados Unidos al Real Monarchs, sin embargo, no estuvo ni cuatro meses.

Este refuerzo se une a otros que los equipos de la Liga de Ascenso han hecho para este 2018. Esta ha buscado jugadores de peso y de renombre.

Tal es el caso de San Carlos, el cual incorporó a Álvaro Sánchez y a Ismael Gómez, quienes ya saben lo que es ser campeones nacionales con Alajuelense y Herediano.

Ismael Gómez destacó con Limón FC y Herediano, pero ahora es parte del equipo norteño. Foto: Facebook San Carlos.

 

Por su parte, Escazuceña contará en su planilla con Cristian Montero, Alejandro Alpízar y Jorge Barbosa, quienes destacaron años atrás en la máxima categoría.

 

Foto principal de archivo



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Juanito Mora (13/01/2018)

Están contentos de llevar semejante borracho al club? Que tienen en la cabeza, lo que va a pasar es que va a corromper a los otros.

Christian Guevara Reyes (11/01/2018)

Diego "Chifrijo" Castro; el terror de las cuartas de guaro. Basta fijarse en dos cosas: 1. El chiverre de manteca que anda jalando y 2. Su meteórico descenso por causa del trago. En eso, el "Chifrijo" Castro es "potencia mundial, papá.