Domingo 31 de Mayo, 2020

Precio justo al agricultor

22 de mayo, 2020

Fabio Vega

[email protected]

Las quejas son constantes por la intermediación en el comercio de productos agrícolas.

Concluyen siempre los afectados, que la mejor tajada del pastel se la llevan los "mercaderes" del negocio, que a veces actúan sin misericordia, a vista y paciencia de las autoridades supervisoras.

Los comentarios afloran en todos lados adonde el productor, que se ha sudado la chaqueta, llega a ofrecer el fruto de sus cultivos. Incluso a algunos ni pena les da regatear precios.

Lea: Empleo público, sistema tributario y deuda

Ciertas denuncias tienen, al parecer, un blanco en común, referentes a centros de abastecimiento o distribuidores de alimentos o mercados mayoristas, sitios de operación de intermediarios especuladores con sus ridículas ofertas de compra al productor para luego ir a apretar, con altos precios, al consumidor.

Lo extraño es que nadie le entra al problema. Todos hablan, pero no llega alguien con bisturí en mano.  Ni el Ministerio de Agricultura ni el de Economía, Industria y Comercio, controlan esos abusos por el precio pagado tanto al que lo produce como al  que lo compra. La puja se mueve por la libre.

Tal es la ofensa a su trabajo, que los campesinos prefieren botar el producto y otros ceder en contra de su voluntad a los caprichos de los especuladores.

Sugerencia para los diputados de Asuntos Agropecuarios... deberían de darse una vuelta "encubierta", por esos mercados de alimentos.

Y otra a los costarricenses consumidores: compren el producto nacional, no pidan rebaja en los precios a un agricultor.  Ellos trabajan para que tengamos el arroz, frijoles, azúcar, frutas, hortalizas y verduras en nuestra mesa diaria.

Honremos su trabajo con la paga de un buen precio justo.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Alquiler de miniexcavadoras (24/05/2020)

El trabajador del campo debería tener unas retribuciones acorde a su labor. Es uno de los trabajos más duros y menos recompensados.